Octubre 21, 2010

Milanistas, a la caza de Lazio en la octava fecha

El técnico del equipo ‘rossonero', Massimiliano Allegri, reflexiona sobre la posibilidad de dar un cambio a su formación tras la derrota en el Bernabéu, sobre todo ante la opaca actuación del tridente formado por los brasileños Ronaldinho y Pato y del sueco Zlatan Ibrahimovic.

Entre los posibles cambios Kevin-Prince Boateng podría jugar en sustitución de Clarence Seeforf, mientras que el carioca Robinho tendría la oportunidad de estar en el once titular.

El Nápoles, que es quinto en la clasificación con doce puntos, se antoja el peor adversario que los pupilos de Allegri podían encontrar en este momento.

Por otra parte, al Inter le espera también un compromiso muy difícil contra el Sampdoria, situado en zona UEFA, y al que llega con algunas preocupaciones tras el susto del Tottenham, que estuvo a punto de amargar la noche de Liga de Campeones a Benítez, quien pedirá mayor concentración a sus jugadores.

El técnico español ha recuperado para este encuentro a algunos de sus hombres claves como Goran Pandev, el argentino Esteban Cambiasso y el colombiano Iván Córdoba, pero ha perdido al serbio Dejan Stankovic, quien tuvo que dejar el campo este miércoles por una lesión.

De los pinchazos de los "grandes" se está beneficiando el Lazio, líder desde hace tres jornadas y que espera dar a su público un nuevo triunfo y otra semana en la cumbre de la clasificación.

El equipo de Edi Reja está demostrando tener un gran juego pero, sobre todo, cuenta con la revelación del campeonato, el brasileño ex Sao Paulo Anderson Hernanes.

En la otra parte futbolística de la capital, el Roma, la situación se hace cada vez más grave. Al pésimo inicio del campeonato se sumó la humillante derrota en casa por 3-1 contra el Basilea en Liga de Campeones, que complica su pase a octavos.

Contra el Parma, el técnico romanista Claudio Ranieri recupera a uno de sus hombres claves, el montenegrino Mirko Vucinic, y parece que sólo una victoria rotunda podría salvarle el puesto en el banquillo "giallorosso".

La jornada se completará con un Juventus en forma, que contra el Bolonia continuará su intento de alcanzar al Milan y al Inter para luchar por el "scudetto".

Mientras, el Fiorentina necesita una victoria contra el Bari para salir de crisis y abandonar su puesto de farolillo rojo de la clasificación.

Encuentros de la octava jornada:

Sábado: Fiorentina-Bari

Domingo: Parma-Roma, Bolonia-Juventus, Chievo-Cesena, Génova-Catania, Lazio-Cagliari, Lecce-Brescia, Udinese-Palermo, Inter-Sampdoria.

Lunes: Nápoles-Milan.

Temas relacionados: