Noviembre 27, 2010

Técnico de Inter cruza los dedos para que se recupere su arquero titular

En una rueda de prensa celebrada en Appiano Gentile, sede deportiva del Inter, previa al partido del domingo contra el Parma, el técnico español dio cuenta de cómo ha reaccionado el guardameta ante las informaciones de la prensa italiana de ayer en las que se ponía en duda su presencia en la competición mundial de clubes.

"El primero en enfadarse por las noticias alarmantes que se difundieron fue el propio Julio, porque está trabajando mucho para estar disponible lo antes posible. Tenemos que esperar a ver. Hay posibilidades de recuperarlo para el Mundial, tenemos aún dos semanas de tiempo", indicó Benítez.

Este viernes, los medios italianos informaban de las dudas para el Mundial de los Emiratos Árabes Unidos del próximo diciembre ante la recaída del brasileño en la lesión muscular que arrastra desde hace semanas: una distensión del bíceps femoral derecho que acusó el 18 de noviembre, aunque ahora en una zona más baja del músculo.

El entrenador del Inter habló este sábado además de la vuelta a la convocatoria para el partido de mañana del centrocampista brasileño Thiago Motta, después de que el pasado agosto fuera operado en Estados Unidos de su rodilla derecha.

"Tras una lesión larga como la suya, necesita jugar partidos. Mañana, sin embargo, comenzará el partido desde el banquillo", explicó Benítez, en referencia a Motta.

El técnico español también fue preguntado sobre si estaba más tranquilo, ahora que la victoria contra el Twente (1-0) en Liga de Campeones el pasado miércoles (que les supuso el pase a octavos de final) ha permitido que las dudas sobre los resultados del equipo no aumentaran.

"Ganar el miércoles era muy importante para nosotros, para concentrarnos un poco más en la Liga italiana y en el Mundial de Clubes. Este éxito ha ayudado un poco a nuestra mentalidad, pero yo siempre he trabajado tranquilo", afirmó Benítez.