Diciembre 22, 2010

Moratti le baja las revoluciones al caso Benítez

En declaraciones a los medios italianos a la salida de la sede de su petrolera, Saras, en Milán (norte de Italia), el máximo dirigente del Inter negó que haya establecido algún contacto para sustituir a Benítez, con quien ha mantenido una difícil relación en los últimos meses ante la irregular trayectoria del equipo.

"No he tenido modo alguno de escuchar a nadie. Estamos intentando entender qué pasa. Esta situación es un poco como una madeja. Todo lo que ha ocurrido es un poco inesperado. Estamos valorando todos los puntos de vista", comentó Moratti.

"Decidme vosotros si hay novedades, porque juro que he tenido otras cosas que hacer y no sé nada", agregó el presidente del Inter, quien, preguntado sobre si el español sigue siendo entrenador del equipo, respondió con un escueto: "mientras siga ahí..."

Según informa este miércoles el diario "La Gazzetta dello Sport" en su web, esa "madeja" a la que se refiere el directivo "interista" es la voluntad del club de rescindir el contrato de Benítez sin tener que pagarle 6 millones de euros al entrenador, en concepto del sueldo que no le abonarían por el medio año que queda de temporada y todo el siguiente hasta junio de 2012.

El rotativo asegura que en el contrato que firmó este verano el entrenador español con el Inter, por el que pasaba a sustituir al portugués José Mourinho, se preveía una cláusula de rescisión que no comporta ningún tipo de indemnización por parte del club italiano si ésta se efectúa entre los próximos 15 de mayo y 15 de junio.

Mientras, la prensa deportiva italiana sigue especulando con el futuro del banquillo del Inter y apunta al brasileño Leonardo, ex técnico del Milán, como la principal opción de sustitución que baraja una directiva "nerazzurra" que anhela la vuelta de Mourinho.