Enero 20, 2009

El “calcio” respira, Kaká no se va

La noticia llegó durante cuando el propietario del Milán, Silvio Berlusconi, llamó por teléfono personalmente a una conocida transmisión televisiva para anunciar: "Kaká se queda con nosotros. No le interesa el dinero. Es un chico estupendo".

Poco después, el Manchester City confirmaba que las negociaciones para la adquisición del jugador carioca se habían interrumpido.

Kaká habría renunciado a una oferta por entre 18 y 20 millones de euros (23 y 26 millones de dólares) por temporada, mientras que el Milán se queda sin los 130 millones, que según la prensa italiana el City había llegado a ofrecer.

La prensa deportiva destaca este martes con grandes titulares el "gesto de amor" del jugador por los colores "rojinegros" y como sobre su decisión pesó las importantes muestras de afecto por parte de los aficionados del Milán, tanto durante el pasado partido liguero como en las manifestaciones que convocaron ante la sede del club.

Para agradecerles el apoyo, Kaká se asomó durante la noche a una ventana con la camiseta del Milán en las manos para saludar a los cientos de "tifosi" que durante la noche acudieron en peregrinaje hasta su casa.

Poco después de que se confirmara la noticia, en declaraciones al canal de televisión del club, Milan Channel, el volante aseguró que eligió con el corazón y no con el bolsillo y que Dios le ayudó en su decisión.

"Se ha tratado de una decisión tomada con el corazón. He rezado tanto en estos días. Yo soy muy creyente y una indicación me ha llegado directamente de Dios", aseguró el jugador.

En un editorial del diario "Corriere dello Sport" se destaca la decisión de Kaká como un "gesto de otros tiempos", cuando los jugadores amaban de verdad los colores de sus equipos.

"Un gesto de otros tiempos, que recuerda el que hizo Gigi Riva, que renunció a cualquier equipo para quedarse en su Cagliari", señala el diario deportivo romano, que añade que la decisión del brasileño "lanza un mensaje importante" al resto de los futbolistas.

En declaraciones al rotativo "La Gazzetta dello Sport", el técnico milanista, Carlo Ancelotti mostró toda su satisfacción. "Finalmente - dijo - puede demostrar mi felicidad. Ha ganado el corazón. Todos tenemos que agradecer a Ricky y al presidente Berlusconi porque no era una decisión fácil".

Los medios de comunicación locales explican que Bosco Leite, el padre y representante de Kaká, comunicó durante la reunión de la mañana a los emisarios del club inglés la decisión de su hijo de permanecer en Italia.

Roma (Italia)