Febrero 15, 2009

Inter manda en Milán y en toda Italia

El que ha podido ser seguramente el último derbi milanés oficial del "Gran Capitán" milanista Paolo Maldini, que al final de la temporada, con 41 años, colgará las botas tras una excelente y casi inigualable carrera deportiva, estuvo marcado por el claro remate con el brazo de Adriano que puso el 1-0 a la media hora.

Y es que el "gigante bueno", como es denominado Adriano, remató en semifallo de cabeza y el balón le fue al brazo derecho, tras lo cual se introdujo en la meta defendida por un Christian Abbiati que pidió inútilmente la anulación del gol al colegiado internacional Rossetti.

Hasta entonces, el partido había estado igualado, jugado a alto ritmo, incluso con un Milán entrando mejor por banda, y con una ocasión por parte. Las más claras, una del argentino Javier Zanetti, que solo ante Abbiati se durmió en exceso y permitió la gran recuperación de Ambrosini (m.18); la milanista en balón al que no llega el joven brasileño Alexander Pato (m.21).

Todo cambió tras el 1-0. Al Milán le llegaron las urgencias y el Inter se aprovechó de ello jugando como más le gusta; al contragolpe. Llegó el 2-0, al borde del descanso, el balón largo que bajó con la cabeza el sueco Zlatan Ibrahimovic hacía Stankovic, quien viniendo desde atrás mató con disparo seco.

A partir de ahí pudo haberle llegado una notable goleada al Milán, pues muy fallón en defensa concedió buenas ocasiones para que el Inter sentenciase las cosas, especialmente con Adriano.

Pero, cuando peor estaba el Milán, con Beckham ya sustituido al acusar problemas físicos, una internada de Jankulovski permitió al joven Pato anotar el 2-1 (m.71) que daba esperanzas a su equipo.

Pese a seguir en busca del empate, no llegó un nuevo tanto del Milán ante un Inter ya más conservador, que sustituyó a Adriano para reforzar el centro del campo con el francés Patrick Vieira, y que, al final, se llevó el 150 derbi liguero milanés.

Temas relacionados: