Abril 24, 2009

Inter de Milán le quiere hacer pagar los platos rotos a Nápoles

El técnico de la Juventus del fútbol italiano, Claudio Ranieri, recibió el apoyo del club pese a que los hinchas expresaron su frustración con él tras problemas dentro y fuera de la cancha para el equipo de la Serie A.

Ranieri y la dirigencia del club fueron blanco de las críticas luego de que la ‘Juve' fuera eliminada de la Copa Italia con una derrota 2-1 en casa ante la Lazio, con lo que completó cuatro partidos consecutivos sin ganar, antes del partido del sábado como visitante ante Reggina, colero de la Serie A.

El presidente de la Juventus, Giovanni Cobolli Gigli, trató de mitigar el descontento, prometiendo potenciar al equipo en la pretemporada.

"Nuestros directores están trabajando en armonía con Ranieri para tratar de reforzar a un equipo que rindió bien hasta hace unas pocas semanas, pero entonces en algunas situaciones demostró ser inferior a sus adversarios", dijo a la RAI.

Al parecer el líder de la Serie A, Inter de Milán, está fuera de alcance, pues tiene una ventaja de 10 puntos cuando sólo quedan seis partidos y el AC Milán está empatado en puntos con la ‘Juve', pero la supera por diferencia de gol, razón por la cual se desplazó al segundo lugar de la tabla.

El cuadro de Turín también está al centro de la tormenta causada por los dichos racistas de sus hinchas contra Mario Balotelli, del Inter, en el empate 1-1 del sábado pasado.

Simpatizantes de la ‘Juve' nuevamente entonaron cánticos contra el delantero de 18 años el miércoles, pese a que al equipo le habían ordenado jugar su próximo partido en casa el 3 de mayo contra el Lecce a puertas cerradas debido a lo ocurrido el fin de semana.

Aunque esta vez los insultos no fueron de naturaleza racista, el incidente no ayudará a la apelación de la ‘Juve' contra la el partido a puertas cerradas.

Ranieri aseguró que no tiraría la toalla, en medio de especulaciones sobre su futuro.

"No me voy a ir. Ahora debemos reaccionar inmediatamente", dijo el técnico, según publicó La Gazzetta dello Sport.

"Eso (las protestas de los hinchas) no nos complace. Pero estamos luchamos, haciendo nuestro mejor esfuerzo. Tenemos que saber cómo aceptar tanto cumplidos como críticas", ponderó.

El Inter buscará acercarse a su cuarto título consecutivo de la liga con un triunfo el domingo ante el Nápoles, mientras que el AC Milan recibe al Palermo, en séptimo lugar de la tabla, previamente ese mismo día.

El Inter llega al partido ante el Nápoles tras quedar eliminado en la semana de la Copa Italia. Este jueves superó 1-0 a la Sampdoria por la vuelta de las semifinales, pero cosechó una derrota 3-1 en el marcador agregado.

Este viernes, Inter canceló el contrato del delantero brasileño Adriano luego de que éste dijera recientemente que se tomaría un descanso del fútbol.

"El Inter anuncia que el contrato con Adriano fue terminado por mutuo consenso, con efecto a partir del 1 de abril del 2009", dijo el club en un comunicado.

"El Inter agradece a Adriano por sus 74 goles y los ocho años en el club", agregó.

La cancelación era esperada, dado que el contrato del jugador de 27 años expiraba a fines de la próxima temporada.

A comienzos de mes, Adriano, que desde hace tiempo ha sufrido por el alcohol y por problemas personales, decidió no volver a Italia luego del último partido de Brasil por la eliminatoria para la Copa del Mundo.

El futbolista dijo que había perdido el placer de jugar y que no quería volver a Italia, y agregó que se quedaría en Brasil para reconsiderar su carrera.

En tanto la Roma, sexta, visita al quinto, Fiorentina, el sábado en un partido importante en la carrera por la cuarta vacante de Italia para la Liga de Campeones.

Una victoria dejaría a la Roma igualada en 55 puntos con Fiorentina. El Génova, que sorprende, aparece en cuarto lugar y este domingo jugará contra el Bologna en calidad de visitante.

Este sábado también jugarán Chievo Verona-Udinese.

La jornada se completará este domingo con los partidos entre Lazio-Atalanta, Lecce-Catania, Sampdoria-Cagliari y Torino-Siena.