Mayo 24, 2009

Amarga despedida para el ‘eterno’ capitán de Milán, Paolo Maldini

La Juventus aprovechó la caída del cuadro ‘milanés' y lo alcanzó en la segunda posición de la Liga Italiana, luego de vencer 3-0 al Siena.

Maldini le dijo adiós a su público en un partido que estuvo perdido desde la primera parte y que tuvo un final frenético, ante un rival que se jugaba el paso a la Liga de Campeones de Europa la próxima temporada.

Maldini jugó su partido 901 con el club del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, quien acudió al estadio para despedir al capitán y para seguir un importante encuentro que los chicos de Carlo Ancelotti disputaron con una camiseta especial conmemorativa de la despedida del futbolista italiano.

A su entrada al campo, un numeroso grupo de aficionados milanistas pidieron a Berlusconi que se marchara, quizá en un preludio del mal ambiente que deja en el club la derrota de este domingo ante un Roma, que mantiene su sexta posición.

Y es que, después de haber podido asegurar su pase directo a Liga de Campeones la pasada jornada, el Milán dejó en bandeja al Inter la proclamación como vencedor de la Liga, y volvió a complicarse la existencia al dejar que el Juventus esté ya a un paso de recuperar su segunda posición en la tabla y mandarle a la ronda previa europea.

Este mal resultado para los de Ancelotti, ahora más que nunca en la cuerda floja, fue el resumen de un partido muy veloz entre ambos equipos y en el que tanto romanos como milaneses dejaron un gran nivel de juego sobre el césped de San Siro, poniendo toda la emoción en los últimos minutos.

El gran beneficiado de la derrota del Milán es el Juventus, que se jugaba la posibilidad de que el Fiorentina lo adelantara y arrebatara, incluso, la tercera plaza del campeonato, pero que no perdonó firmando un 3 a 0 ante el Siena.

Un primer gol del capitán Alessandro Del Piero quiso dejar claras las cosas al rival, que apenas tuvo opción ante el ímpetu de los juventinos en el debut de su nuevo entrenador, Ciro Ferrara, después de que Claudio Ranieri fuera destituido esta semana.

Por el momento, el Juventus es tercero empatado a 71 puntos con el Milán, mientras que el Siena queda en la decimoquinta posición de la tabla.

El Fiorentina, cuarto en la clasificación, empató en su partido ante el Lecce, penúltimo en la tabla, con un 1 a 1 en un encuentro sin apenas sustancia.

Con su intención de sorprender al rival jugándole al contraataque y sus ganas de hacerse con el partido, el Lecce pudo llevarse el encuentro, aunque finalmente el Fiorentina consiguió empatar en el último minuto y mantener el pulso en su persecución de Juventus y Milán.

El líder, el Inter de Milán, que ya no se juega nada, perdió por un 2 a 1 ante el Cagliari, noveno clasificado en la tabla.

Los "nerazzurri" llegaron al campo para hacer lo justo e intentar contribuir a que el sueco Zlatan Ibrahimovic quede máximo goleador del torneo, en tiempos en los que el club anda más preocupado por el futuro del entrenador, José Mourinho, y la posibilidad de que se marche al Real Madrid.

El Génova, quinto en la tabla, ganó por 3 a 2 al Torino, decimoctavo en la clasificación, en un partido en el que los genoveses llegaban para mantenerse en puesto europeo y no complicarse las cosas.

Por su parte, el Nápoles, decimotercero en la tabla, perdió por 1 a 3 ante el Catania, que queda ahora en el decimocuarto puesto de la clasificación.

El ex madridista Antonio Cassano puso todo de su parte en el partido de su equipo, el Sampdoria, duodécimo en la tabla, contra el Udinese, octavo clasificado, que terminó con un resultado de empate a 2.

Cerraron la penúltima jornada de la Liga italiana el Atalanta-Palermo (2-2) y el Chievo-Bolonia (0-0).

Temas relacionados: