Agosto 8, 2009

Lazio vence al Inter de Milán y se corona campeón de la Supercopa de Italia

A pesar de que el Inter estuvo presente durante todo el partido y creo ocasiones de gol gracias a su juego de equipo y a su pareja atacante formada por Eto'o y Milito, su constancia no fue suficiente para superar al equipo de la capital italiana, que jugó siempre con ventaja.

Entre el minuto 56 y el 59, los hombres de Mourinho pusieron contra las cuerdas al Lazio, con tres ataques seguidos de su pareja atacante. Solo gracias a la intervención del meta uruguayo "blancoceleste", Fernando Muslera, no pusieron por delante a los ‘neroazzurri' en el marcador.

En el minuto 63 los de la Lazio lograron la ansiada ventaja con un gol de Matuzalem, al dar continuidad a un saque de falta del argentino Mauro Zárate.

Ventaja que tan sólo tres minutos después se incrementó con un nuevo tanto de Rocchi, lo que llevó al técnico interista, José Mourinho, a cambiar su estrategia y a sustituir a Stankovic por Vieira, y a Motta por Balotelli.

Precisamente fue Balotelli el que dio el pase de tacón que el ex barcelonista, Samuel Eto'o logró transformar en gol y con el que logró devolver la esperanza los ‘interistas' en el minuto 78.

El Inter siguió luchando por igualar el marcador en un esfuerzo que pareció recibir su recompensa en el minuto 86 cuando un tiro de Milito logró superar al meta uruguayo del Lazio, Fernando Muslera, pero que al final fue anulado porque Eto'o se encontraba en fuera de juego.

Ya en el tiempo de descuento Eto'o creó una nueva situación de peligro y estuvo a punto de empatar con una tiro falta, que acabó fuera "rozando" el palo de la portería adversaria.

En el primer tiempo, la primera ocasión clara de gol fue para el Lazio en el minuto veinte del primer tiempo y llegó de la mano de Zarate con un tiro desde fuera del área que el portero interista, el brasileño Julio Cesar, consiguió despejar.

La reacción del equipo milanés llegó diez minutos después con el ghanés Sulley Muntari, que sólo ante Muslera, lanzó demasiado alto.

José Mourinho escogió para salir al campo un esquema 4-3-1-2 con Maicon, Lucio, Chivu y Zanetti en la defensa, Muntari y Thiago Motta en los laterales, y una pareja atacante formada por Eto'o y Milito con Stankovic por detrás de ellos.

El Lazio adoptó el mismo esquema con Lichtsteiner, Diajite, Siviglia y Kolarov en la defensa, Brocchi, Baronio y Mauri en el centro del campo, Matuzalem como media punta, con Rocchi y Zarate en el ataque.

La Supercopa enfrenta al campeón de Liga italiana y al vencedor de la Copa de Italia y tradicionalmente se juega en casa del vencedor del "Scudetto", pero este año se trasladó a la capital china para conmemorar el primer aniversario de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

De este modo la ciudad asiática se sumó a Washington, Trípoli y Nueva York que en 1993, 2002 y 2003, respectivamente, acogieron la Supercopa italiana.