Noviembre 10, 2008

Un autogol frustró un nuevo sueño de la Roma

Roma, que llegaba del triunfo europeo sobre el Chelsea (3-1), visitaba al Bolonia, que estrenaba como entrenador a Sinisa Mihajlovic y como jugador militará en el "odiado" para los romanistas Lazio, en un partido de zona baja de la clasificación.

Un choque, pues, importante para ambos conjuntos en el deseo de remontar vuelo; y, tal vez por ello, no existió un gran espectáculo de fútbol.

Así, la primera mitad contó con un Bolonia mejor y que pudo adelantarse en el marcador en ocasiones de Marchini y Di Vaio.

La segunda mitad, en cambio, vio el resurgir del Roma, que además logró adelantarse en el marcador en un disparo de su capitán Francesco Totti (m.68).

A partir de ahí, Roma intentó hacerse más con la posesión del balón ante un Bolonia que empujó a base de corazón, desaprovechando un par de oportunidades para empatar.

Cuando ya todo hacía presagiar el triunfo romanista, llegó la igualdad hasta el minuto 92, en una acción desafortunada de Cicinho, que introdujo el balón en su meta en un intento de despeje de cabeza.

Horas antes, el Torino se impuso al Palermo (1-0) con un tanto de Saumel (m.88) que vino a premiar a un conjunto turinés que parecía aliado con la desgracia: tres balones a los palos y gol anulado a Amoruso (m.54), en posición aparentemente legal.

Eso sí, el Palermo en la primera mitad también remató al poste, en acción de Miccoli, y vio como se quedaba en diez al serle mostrada la segunda cartulina amarilla a Nocerino (m.83).

Temas relacionados: