Noviembre 20, 2008

Liga Italiana, la pelea es entre los de Milán

La decimotercera jornada del campeonato llega con el partido entre Inter de Milán y Juventus como protagonista, pero no hay que quitarle ojo al encuentro del Milán con el Torino, vital también para el liderato, pues el equipo de Ronaldinho es ya el segundo de la clasificación de esta liga que comenzó siendo de los modestos y ahora es de los grandes.

Las "tres hermanas" del fútbol italiano -Inter, Milán y Juventus- quieren marcar definitivamente las distancias con los modestos Udinese y Nápoles, que hasta hace bien poco se codeaban con ellos en el podio de la clasificación, y situarse como los únicos posibles aspirantes al "scudetto" (título).

Y nada mejor para demostrar la superioridad que un encuentro del todo por el todo entre dos grandes, el Inter de José Mourinho y el Juventus de Claudio Ranieri, que afrontan la jornada con una distancia de sólo tres puntos en la tabla.

El líder de la Liga, el Inter, llega con la confianza que le otorga haber ganado sus tres últimos partidos y con un equipo que parece haber conectado con el nuevo entrenador, Mourinho, y haber olvidado el malestar que surgió tras la exclusión del brasileño Adriano y del argentino Cruz por comportamiento inadecuado.

Mourinho pudo contar ya este miércoles con los lesionados Jiménez (chileno) y Figo (portugués) para la preparación del partido ante el Juventus, aunque decidió dar descanso al sueco Zlatan Ibrahimovic para que recargara baterías de cara al partido contra un Juventus que llega después de marcar cuatro goles al Génova.

Los de Ranieri, imparables en Italia desde su primera victoria en Liga de Campeones ante el Real Madrid, siguen contando con algunas bajas en el equipo debido a las lesiones que no terminan de vaciar la enfermería juventina.

Así el danés Poulsen sufrió molestias musculares este miércoles durante el entrenamiento, que le pueden apartar del encuentro contra el Inter, y el bosnio Salihamidzic sigue entrenándose por separado junto a austríaco Manninger, que, sin embargo, parece haber dejado atrás su dolor de espalda.

El tercero en liza, el Milán, segundo, sin embargo, en la clasificación, debe poner los engranajes del equipo a funcionar a la máxima potencia para demostrar en el campo que es capaz de ganar el campeonato con resultados que superen el único gol en su marcador que se ha podido ver en los últimos partidos.

El equipo de Carlo Ancelotti, que quiere, según el brasileño Kaká, ganar la Liga italiana y la UEFA, va recuperando poco a poco al italiano Zambrotta, que pretende jugar ante el Torino, cuarto por la cola en la clasificación y que viene de perder ante el Catania.

Precisamente el Catania, séptimo en la tabla de la Liga, se enfrenta esta jornada al Sampdoria, uno de esos equipos que fluctúan por el medio de la clasificación y que llega al encuentro en el duodécimo puesto, con el partido ante el Roma -suspendido por la lluvia- aún por disputar.

El Roma de Totti, que poco a poco escapa de la zona de descenso, visita al modesto Lecce, después de lograr vencer al Lazio -quinto en la tabla- en el derbi romano del pasado domingo, para intentar pasar por delante de su rival de esta jornada en la clasificación.

El cuarto clasificado, el Nápoles, se enfrenta al Cagliari en una jornada en la que juegan también el Bolonia contra el Palermo, el Fiorentina contra el Udinese, el Reggina contra el Atalanta, el Lazio contra el Génova y el Chievo contra el Siena.

Partidos de la jornada

Sábado

Fiorentina - Udinese
Inter - Juventus

Domingo

Bolonia - Palermo
Sampdoria - Catania
Nápoles - Cagliari
Reggina - Atalanta
Lazio - Génova
Chievo - Siena
Lecce - Roma
Torino - Milán

Roma (Italia)