Noviembre 21, 2008

Juventus construirá nuevo estadio a petición de los hinchas

El estadio, construido para el Mundial de Italia 1990, se convirtió en uno de los menos estimados por los aficionados al fútbol de todo el mundo debido a su pista de atletismo, que mantenía a los hinchas muy lejos del campo de juego y le quitaba ambiente a los partidos.

La Juventus abandonó el estadio hace dos años y pasó a compartir el Olímpico junto al Torino, pero volverá a jugar en una versión nueva del Delle Alpi, que llevará el nombre de un patrocinador, en el 2011.

El capitán del equipo, el delantero Alessandro Del Piero, fue uno de los integrantes de la delegación que presentó el proyecto arquitectónico para una cancha que tendrá capacidad para 40.200 espectadores que estarán lo más cerca posible del césped.

Se parecerá al Allianz Arena de Múnich, donde el Bayer Munich actúa como local.

"Queríamos un estadio que fuera algo más que sólo un nuevo estadio", dijo el presidente ejecutivo del club, Jean-Claude Blanc, quien asumió el cargo en el 2006 cuando la "Juve" fue descendida a la Serie B tras un escándalo de arreglo de partidos.

"Pasamos dos años muy difíciles, pero ahora estamos aquí porque jugamos como un equipo", agregó.

El nuevo estadio será construido sobre los cimientos del Delle Alpi y costará alrededor de 105 millones de euros (131,5 millones de dólares), 75 de los cuales provendrán del derecho a su denominación.

Los costos relativamente bajos le permiten a la Juventus, que anunció que las obras comenzarán en marzo, seguir adelante con su proyecto pese a la crisis financiera mundial.

La empresa que construirá la cancha será elegida en marzo y la compañía de mercadeo Sportfive ayudará a encontrar un patrocinador, que se anunciaría en abril con las obras ya iniciadas.

Otras firmas comerciales también ayudarán a pagar las cuentas del nuevo estadio, que estará abierto toda la semana porque incluirá 24 bares y ocho restaurantes.

Turín (Italia)

Temas relacionados: