Diciembre 12, 2008

Canchas y discotecas, las pasiones de Ronaldinho

Ronaldinho insiste en que lo de juerguista es pura fama y que él, en realidad, es una persona "muy normal".

El delantero asegura que en sus últimos tiempos en el Barcelona no tuvo ningún problema con el entonces técnico, el holandés Franck Rijkaard.

"Los últimos meses en Barcelona fueron un infierno por otro motivo. Me había hecho daño en un aductor", apunta Ronaldinho, quien comenta que dejó su antiguo club "en buenas manos" con la llegada del técnico Josep Guardiola.

"No creía que se pudiera ser más caluroso que los catalanes. Sin embargo los milanistas lo son. ¡Qué buena sorpresa!", exclama el delantero cuando compara a la afición del club italiano con la del español.

Ronaldinho muestra su satisfacción por la cada vez más frecuente presencia de porteros brasileños en el fútbol italiano, algo que da pruebas de que en su país se está resolviendo la escasez de porteros.

Sobre el recién entregado "Balón de Oro" al portugués Cristiano Ronaldo, el delantero del Milán dice: "Justo, sí. Pero habría sido justo también si lo hubiera ganado Messi o lo hubiera vuelto a ganar Kaká".

Ronaldinho afrontará este domingo un decisivo partido ante el Juventus en la lucha por la segunda posición en la tabla de la Liga italiana, encuentro que, para él, ya tendría un óptimo resultado si terminara con el resultado de "medio gol a cero".

Roma (Italia)

Temas relacionados: