Junio 9, 2010

Chile venció a Nueva Zelanda en su último obstáculo previo al Mundial

La cercanía de la competición oficial y el formato del encuentro -tres tiempos de treinta minutos con ocho de descanso entre cada uno de ellos- no ayudaron a ver un fútbol más competitivo y vertiginoso.

Ambos técnicos reservaron a algunos de sus mejores hombres, optando por no mostrar todas sus cartas y dosificando esfuerzos con constantes sustituciones para no quemar a los jugadores ante su inminente debut en la fase final.

Así que, cada uno en su estilo, chilenos y neozelandeses intentaron tomarse el encuentro de la mejor forma, pero con la mente puesta en lo que tendrán que afrontar, ya con plenas garantías, a partir de la próxima semana.

Ganó el que más dominó, el que más quiso y el que fabricó más peligro, aunque al equipo de Marcelo Bielsa, que no contó con el lesionado Suazo ni con Valdivia ni Mark González, ambos con molestias física, le costó hacerse con el control del partido.

Chile conforma el grupo H junto con España, Suiza y Honduras, equipo contra el que debutará el próximo 16 de junio en Nelspruit.

Por su parte, Nueva Zelanda está en la zona F con Italia, Eslovaquia y Paraguay y jugará su primer partido en el Mundial el 15 de junio en Rustemburg contra el conjunto eslovaco.

Ficha técnica:

2 - Chile: Bravo (Pinto, min.61); Medel (Fuentes, min.31), Jara, Vidal (Contreras, min.31), Isla (Estrada, min.31), Carmona, Tello, Matías Fernández (Gutiérrez, min.84), Alexis Sánchez (Fierro, min.31), Beausejour (Orellana, min.31) y Paredes (Ross, min.84).

0 - Nueva Zelanda: Paston (Bannatyne, min.61); Sigmud, Reid (McGlinchey, min.43), Smith, Lochead (Boyens, min.74), Bertos (Barron, min.77), Vicelich, Elliot (Christie, min.31), Killen (Mulligan, min.61), Brockie (Wood, min.47) y Fallon (Smeltz, min,31).

Goles: 1-0. Min.68: Fierro; 2-0. Min.71: Paredes.

Árbitro: Danieel Bennard (SUD). Sin amonestados.

Incidencias: Partido disputado en el estadio municipal de Kanyamazane, a unos 40 kilómetros al sur de Nelspruit, antes unos 6.000 espectadores. Nutrida presencia de seguidores chilenos en las gradas y algo más reducida de hinchas neozelandeses.