Junio 18, 2010

Estados Unidos rescató el empate ante Eslovenia

Al pie de Valter Birsa, el volante del Auxerre, llegó una pelota aparentemente intrascendente, a unos 25 metros del marco de los estadounidenses, que no pusieron impedimento alguno para que el "diez" esloveno se acomodara el "Jabulani" a la bota izquierda y le pegara estupendamente, trazando una parábola imposible para Howard, una estatua.

El gol de Birsa descompuso a EEUU, que perdió orden táctico, cedió la pelota y medio campo; pero lo realmente sorprendente es que durante veinte minutos los muchachos de Bradley, que si por algo se distinguen es por su inconformismo y su brega, parecieron un equipo entregado.

Necesitó mucho tiempo EEUU para recuperarse del gol, pero lo hizo, aunque fuera para recibir otra bofetada del destino: un tanto de Ljubijankic al filo del descanso después de que el balón se paseara por delante del marco esloveno sin que Donovan hubiera podido hacer el empate.

Lo impidió por los pelos la defensa eslovena, que enseguida montó una contra para en tres pases, y tras una gran asistencia de Novakovic, dejar solo y en carrera a Ljubijankic ante la salida de Howard, al que le hizo el segundo.

El seleccionador estadounidense movió el banco, retiró a Torres y a Findley en el descanso y dio entrada a Edu y Feilhaber, buscando sangre nueva, más actitud y sobre todo más llegada.

Y el fútbol tardó tres minutos en darle la razón, aunque fuera tras un grave error de César en el corte que dejó a Donovan frente a Handanovic con solo la pelota de por medio.

El volante del Galaxy, muy escorado, le pegó alto y arriba, y EEUU volvió a ver la luz y a creer en su fútbol, más físico y rocoso que fino, pero igual de efectivo cuando sirve para correr, para jugar a tumba abierta, al ida y vuelta, un desafío que aceptaron los eslovacos para convertir el encuentro en una ruleta.

Los estadounidenses recuperaron la esencia de su fútbol y que consiguieron hacer el empate por medio de Bradley, de nuevo el héroe de su selección, como ya ocurriera frente a Inglaterra en su primer partido mundialista.

Fue un gol tras un contraataque bien rizado y con Bradley entrando por el medio al más puro estilo "center", como en el baloncesto, para recibir una asistencia y hacer el empate.

Las ocasiones se sucedieron en ambas áreas, y Radosavljevic o Novakovic pudieron apagar de nuevo todas las esperanzas estadounidenses de no haberse topado con Howard en un final de partido no apto para cardiacos.

Al final, un justo reparto de puntos que deja a ambos equipos con opciones de meterse en los cruces tras uno de los partidos más intensos de los que hasta ahora se llevan disputados en Sudáfrica.

Ficha técnica:

2 - Eslovenia: Handanovic; Brecko, Suler, César, Jokic; Birsa (Dedic, min. 84), Koren, Radosavljevic, Kirm; Novakovic, Ljubijankic (Peknik min 74, Komak, min. 94)).

2 - Estados Unidos: Howard; Cherundolo, DeMerit, Onyewu Gómez min.80), Bocanegra; Dempsey, Bradley, Torres (Edu min.46), Donovan; Altidore, Findley (Feilhaber min.46).

Goles: Birsa (min.13), Ljubijankic (min.43), Donovan (min.48), Bradley (min.82)

Árbitro: Koman Coulibaly (Mali), amonestó a César (min.35), Findley (min.40), Suler (min.69)

Indidencias: Partido de la primera ronda del Mundial de Sudáfrica disputado en el estadio Ellis Park de Johannesburgo