Junio 24, 2010

El Mundial ya cobró la cabeza de dos técnicos

Rehhagel abandonará su cargo tras nueve años al frente del combinado nacional helénico, según confirmó la Federación Griega de Fútbol (EPO) al regreso del equipo de Sudáfrica. El presidente de EPO, Sofoclís Pilávios, declaró en Atenas ante la prensa que el seleccionador y la Federación han decidido "separar sus caminos".

"Agradecemos a Otto Rehhagel por todo lo que nos ha ofrecido," añadió Pilávios.

La renuncia del técnico alemán se esperaba después de que su equipo quedara eliminado del Mundial tras el 0-2 contra Argentina. Rehhagel, de 72 años, se hizo cargo del equipo griego en 2001 y vivió su momento culminante al ganar la Eurocopa de 2004.

Los prensa deportiva griega informa que el posible sucesor de Rehhagel sería el portugués Fernando Santos, de 56 años. "Estamos listos para gestionar la sucesión de tan importante técnico", dijo Pilávios.

Santos cuenta con la larga trayectoria en el fútbol griego al haber entrenado equipos como el PAOK de Salónica, Panathinaikos y el AEK (ambos de Atenas).

Antes del regreso, Rehhagel comunicó su decisión de no continuar en su cargo y no ha regresado a Atenas junto al resto de la expedición sino que se ha quedado por unos días en Sudáfrica para disfrutar de unas vacaciones junto a su familia.

La prensa griega comenta que Rehhagel no tiene intención de retirarse y que buscará seguir su carrera en otro equipo.

Bajo el mando de Rehhagel, que cobrada un millón de euros al año, el equipo nacional griego ganó 53 de sus 106 partidos disputados.

El francés Pau Le Guen, por su parte, ha anunciado que no seguirá como seleccionador de Camerún después de perder frente a Holanda por 2-1 en Ciudad del Cabo, resultado que supuso la eliminación del equipo africano sin lograr un solo punto.

"Mi contrato está a punto de expirar y está claro que lo voy a dejar. Tal vez no he tenido éxito en mi intento de conjuntar un equipo", explicó tras el partido.

Le Guen, que, como otros tres técnicos franceses antes que él, ha sido incapaz de conseguir una sola victoria con Camerún, no quiso poner excusas. "No quiero acusar a nadie ni poner excusas. Creía que íbamos a obtener mejores resultados", dijo.

Temas relacionados: