Julio 11, 2010

Conozca los 23 campeones españoles

IKER CASILLAS (Real Madrid): El capitán de España sigue aumentando su historial. En su tercer Mundial ha pasado momentos duros, expuesto a la crítica y aguantando comentarios extradeportivos que han traspasado a su vida privada. Su rendimiento los silenció de golpe. Ha ido de menos a más, rescatando el duende que siempre le acompaña en un momento clave, los cuartos de final, cuando detuvo el penalti a Paraguay que impulsó a la 'Roja'. Seguro en la semifinal y final. Su leyenda se engrandece.

PEPE REINA (Liverpool): El mal inicio de España en el Mundial, con derrota ante Suiza, trastocó los planes de Vicente Del Bosque y Reina se quedó sin poder disputar el tercer partido del torneo. Pocas veces en el fútbol se ha visto una relación tan estrecha entre el suplente y el segundo portero como la que mantuvo con Casillas.

VÍCTOR VALDÉS (Barcelona): Su entrada en la selección española generó mucho ruido pero a la hora de la verdad, Víctor mostró su personalidad y asumió el papel que jugaba en el Mundial. Su presencia subió el nivel de competencia.

SERGIO RAMOS (Real Madrid): Llegó al Mundial en un gran momento físico y dio una exhibición de derroche en cada encuentro, pese a jugar infiltrado dos partidos por un fuerte golpe en la zona costal derecha en el debut ante Suiza.

ALVARO ARBELOA (Real Madrid): Se perfiló titular antes del Mundial como lateral izquierdo pero al final fue suplente de Joan Capdevila y Sergio Ramos. 

CARLOS PUYOL (Barcelona): Brillante en su tercer y último Mundial, su figura ha crecido durante el campeonato hasta ser el líder de la zaga. Decidió la semifinal ante Alemania con un gol de raza que ya está entre los más históricos de la selección. Tenía decidido cerrar su ciclo pero medita dar marcha atrás tras hablar con Fernando Hierro, director deportivo de la Federación, y el seleccionador Vicente Del Bosque.

GERARD PIQUÉ (Barcelona): Si ya estaba entre los mejores centrales del mundo, el Mundial le consagra aún más. La pareja perfecta de Puyol. Fuerza en el juego aéreo, veloz al corte y buena salida de balón hacen que a todos le extrañe su madurez en el primer Mundial que disputó.

CARLOS MARCHENA (Valencia): Su papel ha cambiado respecto a la Eurocopa pero fue el primer cambio cuando ha hecho falta una ayuda defensiva en los momentos finales de los partidos.

RAÚL ALBIOL (Real Madrid): La desgracia se cebó con él por una inoportuna lesión en la tibia en un entrenamiento y se marchó del Mundial sin poder debutar.

JOAN CAPDEVILA (Villarreal): Cuando pensaba que jugar un Mundial con 32 años le haría jugar menos, acabó siendo el tercer internacional que ha jugado todo. Indiscutible en el lateral izquierdo. Muy regular. Se centró más en labores defensivas. Y cumplió su deseo de llegar a 50 partidos como internacional absoluto.

SERGIO BUSQUETS (Barcelona): Es el jugador revelación del torneo. En su primer Mundial no sólo ha retomado con éxito el difícil testigo de Marcos Senna, por su alto nivel en la Eurocopa, sino que se ha convertido en el líder como 'ancla' del equipo.

XAVI HERNANDEZ (Barcelona): Fue el cerebro de la selección, quien marcó el ritmo de juego y un estilo que asombra al mundo. Ha sufrido en el Sacó su mejor cara.

XABI ALONSO (Real Madrid): Pareja inamovible de Sergio Busquets en el medio centro, aportando fuerza a la hora de defender, oxigenando la salida de balón con cambios de juego y descolgándose al ataque con disparos. Su buen campeonato no lo torció el esguince de tobillo que sufrió ante Chile.

JAVI MARTÍNEZ (Athletic): Sustituto natural de Busquets pero el nivel de su compañero y la frescura física impidió que adquiriera mayor protagonismo pese a tener la confianza de Del Bosque.

CESC FABREGAS (Arsenal): El líder del Arsenal tuvo que asumir otro rol menos en la selección y lo ha pasado mal en el Mundial porque no ha tenido la confianza de Del Bosque.

ANDRES INIESTA (Barcelona): Tiene tanta calidad que hasta sin estar al cien por cien y llegando al torneo justo de forma por una lesión muscular, decidió partidos, entre ellos, nada menos que la final. Jugando en banda derecha o izquierda, mostró su clase en Sudáfrica. Enamoró con su fútbol.

DAVID SILVA (Valencia): Como le ocurrió a Cesc, no encontró el papel esperado. Comenzó siendo titular pero fue el gran damnificado de la sorprendente derrota ante Suiza. En el mes en Sudáfrica cerró su traspaso al Manchester City inglés.

JESÚS NAVAS (Sevilla): Dio lo que se esperaba de él, una alternativa diferente al plan inicial de España. Cuando Del Bosque apostó por él, dándole el partido entero ante Honduras, cumplió con nota. Demostró a la hora de la verdad su calidad como extremo derecho, encarando siempre al rival y asistiendo en los goles.

JUAN MATA (Valencia):  Su forma de ser coincidió con la del grupo de jugadores que ha tenido menor protagonismo y ha hecho grupo para fomentar el éxito.

PEDRO RODRÍGUEZ (Barcelona): Conquistó al seleccionador con la temporada que protagonizó en el Barcelona y se notó a la hora decisiva, en semifinales, cuando ante el bajo nivel de Torres fue titular por primera vez en la selección absoluta. Su descaro no le hizo amilanarse y fue uno de los mejores ante Alemania. Siempre desequilibró, aunque en el último partido no le fue tan bien.

FERNANDO TORRES (Liverpool): La lesión de rodilla que le hizo llegar justo al Mundial mermó su campeonato. El 'Niño' no estuvo a su nivel habitual y España extrañó sus goles. 

DAVID VILLA (Barcelona): La referencia ofensiva de España, con cinco goles. Vivió un momento dulce desde el inicio, liberado mentalmente tras cerrar su traspaso al Barcelona, y partiendo desde la izquierda en varios partidos o siendo el 9 del equipo, casi siempre brilló.

FERNANDO LLORENTE (Athletic): Llevaba un año sin acudir a la selección, desde la Copa Confederaciones, y dejó su sello en su regreso. Se reivindicó con un gol que dio el triunfo en un partido previo al Mundial, ante Arabia Saudí. Cambió el rumbo del cruce de octavos de final ante Portugal, justo en el momento en el que España desató su fútbol.

Temas relacionados: