Marzo 11, 2009

Juan Román Riquelme, insoportable para los técnicos

Maradona no pudo con Riquelme, como no pudieron otros, y entonces la ‘estrella' del Boca Juniors anunció su retiro definitivo de la Selección de Argentina.

Diego, que había manifestado públicamente su necesidad de que Riquelme jugara de determinada manera para serle útil al equipo nacional, lo cual ofuscó al líder boquense, aseguró que esta decisión le "entristece", pero que no se va a poner "a llorar".

Riquelme se negó a atender las numerosas llamadas telefónicas de Maradona tras el programa de televisión en el que el seleccionador se refirió a él por cuestiones absolutamente futbolísticas y señaló que era necesaria una charla entre ambos.

"No tenemos los mismos códigos", afirmó el jugador, y así dio por terminado otro ciclo en su carrera, a los 30 años.

Riquelme ha tenido roces, diferencias y choques con varios de sus entrenadores, como Louis Van Gaal y Radomir Antic en el Barcelona, club al que se incorporó en 2002.

El primero llegó a decir que con él en el equipo era como jugar con un futbolista menos y Antic se quejó porque no rendía cuando estaba incómodo con sus planteamientos tácticos.

En esos tiempos, el entonces seleccionador argentino Marcelo Bielsa lo dejó fuera de la convocatoria para el Mundial de Corea y Japón y en 2003 llegó al Villarreal, donde Benito Floro dijo que era un "caprichoso".

Con Manuel Pellegrini la relación se desgastó de tal manera que el chileno advirtió tajantemente a los dirigentes: "Él o yo", al promediar la temporada 2005-2006, y lo mantuvo fuera del equipo hasta su regreso al Boca Juniors, primero como cedido en 2007, y después con el traspaso más caro de la historia del fútbol de Argentina.

Juan Román Riquelme atraviesa el período de más bajo rendimiento desde que volvió al club en el que triunfó como futbolista y logró casi todos los títulos de su carrera profesional.

El año pasado fue campeón olímpico con la albiceleste en Pekín y en el breve ciclo de Maradona como seleccionador jugó en el primero de los dos partidos disputados hasta ahora, ante Escocia en Glasgow (0-1), en noviembre de 2008 y no fue convocado para el Francia-Argentina (0-2) de febrero pasado.

Maradona y Riquelme fueron compañeros de equipo en el Boca Juniors en la última temporada del primero como futbolista.

Siempre se admiraron y lo manifestaron a viva voz todas las veces que pudieron, desde que Román sustituyó a "Pelusa" el día de su retirada de los campos de juego en el estadio "Monumental", en un clásico River Plate-Boca Juniors en 1997.

"La camiseta número 10 de Argentina es de Riquelme", afirmó el seleccionador tras el partido con Escocia, hace menos de cuatro meses. Pero tampoco Maradona pudo con Román.

Buenos Aires (Argentina)

Temas relacionados: