Octubre 14, 2009

A Marcelo Bielsa lo quieren nacionalizar chileno “por gracia”

La iniciativa de los legisladores, todos pertenecientes a partidos de la coalición gobernante, suscitó de inmediato apoyos, dudas y rechazos, pese a que la mayoría reconoció la gran labor de Bielsa en beneficio del fútbol chileno.

El proyecto se suma a otras ideas con que los chilenos quieren manifestar su aprecio por el 'Loco', como la creación de un sitio de Internet (www.prendeleunavela.cl) que lo declaró santo o el surgimiento de un grupo que en una red social promueve su candidatura a la presidencia de Chile.

La 'Roja' de Bielsa, que este miércoles recibe a Ecuador en la última jornada de las eliminatorias sudamericanas al Mundial 2010, ya aseguró su presencia en Sudáfrica tras derrotar a domicilio a Colombia (2-4) en la jornada anterior, con unos inéditos 30 puntos a su haber, en la mejor campaña cumplida desde que los clasificatorios mundialistas se juegan con el sistema de todos contra todos.

La nacionalización por gracia se otorga en Chile, por ley, a extranjeros que contribuyan a engrandecer el país en diversos ámbitos del quehacer humano, sin que deban renunciar a su nacionalidad de origen.

La propuesta a favor de Bielsa topó con el recuerdo aún fresco de una iniciativa similar, surgida en 2004 a favor del entrenador de tenis Horacio de la Peña, también argentino, después que Fernando González y Nicolás Massú ganaron tres medallas, dos de ellas de oro, en los Juegos Olímpicos de Atenas.

Recibida al comienzo con ardiente entusiasmo, la iniciativa a favor del 'Pulga' De la Peña se estrelló con la oposición de la llamada 'Familia del Tenis' que junto con minimizar las aportaciones del argentino se movió con habilidad en el mundo político hasta lograr que el proyecto no reuniera los votos suficientes para ser aprobado en el Legislativo.

Gabriel Silber, uno de los promotores de la nacionalización de Marcelo Bielsa, afirmó que se trata de casos distintos, que lo de Horacio de la Peña "fue un triunfo de carácter aislado", mientras Bielsa le ha dado "un sello de jugar distinto en el exterior" a la selección de fútbol.

"No hay paralelo entre ambos casos", aseguró Silber, coautor del proyecto junto a los diputados Carolina Goic y Tucapel Jiménez, entre otros.

El socialdemócrata Jorge Tarud advirtió que antes debatir el proyecto sería bueno conocer la opinión del interesado.

"Bielsa se ganó el cariño y el corazón de chilenas y chilenos. Junto con nuestro equipo, él nos dio una enorme alegría, pero ciertamente yo le preguntaría primero si desea o no ser ciudadano chileno", comentó.

En cambio, para el opositor Juan Lobos la idea "es ridícula" y una expresión de demagogia desatada, tomando en cuenta la proximidad de las elecciones de diciembre, cuando se renovará la totalidad de la Cámara de Diputados, además de la mitad del Senado y se elegirá al sucesor de Michelle Bachelet en la presidencia.

"Creo, francamente, que con esto estamos haciendo el ridículo, por eso los jóvenes no quieren inscribirse para pertenecer a este mundo de la política", dijo

"Esto es la demagogia andando en patines. Estamos alegando porque en una plaza de Santiago quieren poner una estatua del Papa; eso no parece bien, y ahora, ¿vamos a canonizar a Bielsa?", dijo, en alusión a un controvertido proyecto para instalar una estatua de Juan Pablo II de 13 metros de altura en la capital chilena.

"¿Le vamos a dar (a Bielsa) la connotación de ser chileno Honoris Causa? ¿Porque ganó un par de partidos y clasificó a Chile a un Mundial?. Esto me parece lo más ridículo que escuché últimamente", remató Lobos.

Otros, dijeron que tienen una buena opinión de Bielsa, pero que a su juicio la idea es un gesto populista, que contribuye a la mala imagen que la ciudadanía tiene de los diputados.