Marzo 2, 2010

Técnicos de Alemania y Argentina huelen a cigarrillo

Löw llegó este martes con un puro en la mano a la conferencia de prensa y lo dejó en un cenicero. El puro estaba apagado y metido en un estuche pero el gesto del Löw fue suficiente para que una risa contenida atravesara toda la sala.

"¿Debemos pedir que pongan mañana en la noche ceniceros en los banquillos?", le preguntó a Löw el jefe de prensa de la Federación Alemana, Harald Stenger.

Löw asintió con la cabeza, sonrió y dijo que tal vez debería postularse como seleccionador argentino.

"Hay una tradición curiosa. Mennotti era un fumador compulsivo y ahora Maradona fuma puros", dijo Löw de quien se sabe que fuma pero a quien rara vez se le ve con un cigarrillo públicamente.

Maradona, en cambio, ha sorprendido a los alemanes, que han podido constatar que ni siquiera en los entrenamientos de su equipo prescinde de sus puros.

Este martes, en cualquier quiosco de Múnich, se podía ver la foto de Maradona en el entrenamiento de ayer en el estadio del 1860 Münich, dándole instrucciones a uno de sus jugadores con un puro en la boca.

"Es poco habitual", contestó diplomáticamente el capitán de la selección alemana, Michael Ballack, cuando se le preguntó su opinión sobre esa imagen de Maradona fumando.

"Creo que no había visto nada parecido desde que tengo memoria. Pero él no es nuestro entrenador y eso es algo que no tiene por qué preocuparnos", dijo Ballack, que se presentó en la conferencia de prensa con un ojo negro como "recuerdo" de un golpe sufrido en el último partido del Chelsea en la Liga de Campeones contra el Inter de Milán.

El puro fumado en el entrenamiento no ha sido el único detalle pintoresco ofrecido por Maradona durante la preparación del amistoso contra Alemania.

El lunes, convocó a una conferencia de prensa a la que llegó con una hora de retraso y explicó que se estaba duchando.