Febrero 3, 2011

Argentina se vuelve a meter en la pelea

Con un fútbol agresivo y el crucial ingreso en la segunda mitad del atacante Juan Iturbe, autor de un gol de sello 'maradoniano', los argentinos remontaron una anotación en contra.

A pesar del resultado, y como en la goleada de 1-5 que les propinó Brasil el lunes pasado, Chile inició las acciones a toda máquina y con un muy buen criterio para la distribución del balón y solidaridad para la marca.

Ya a los 7, Yashir Pinto recibió un centro desde la derecha de Bryan Carrasco y envió un potente remate de cabeza que causó zozobra en la portería de un atento Andrada.

A los 10, Michael Hoyos respondió con un remate de tiro libre que intentó sorprender a Santis, pero salió desviado por muy poco.

Pero ese fue solo un espejismo, porque Chile ratificó sus mejores minutos del torneo cuando Bryan Carrasco probó puntería a los 14 con un remate bajo que asustó a los argentinos.

Al minuto siguiente, Carrasco confirmó que solo estaba afinando la mira y desde el borde del área se sacó a un defensa de encima para enviar un remate que venció sin atenuantes a Andrada.

En los siguientes minutos todos los intentos ofensivos de los argentinos fracasaron por la oportuna reacción de la sólida defensa chilena, la sobriedad del portero Santis y la poca serenidad de los atacantes, que se mostraron ansiosos y con pocas ideas.

Sin embargo, a los 38, Facundo Ferreyra tuvo una muy buena oportunidad para el empate, con un remate cruzado a media altura que superó la estirada del portero Santis pero salió pegado al palo derecho.

El ingreso en la segunda mitad de Juan Iturbe fue un acierto mayúsculo del seleccionador Walter Perazzo, porque Argentina ganó habilidad y potencia ofensiva en los últimos metros.

En la primera ocasión que tuvo, Iturbe dejó a varios rivales en el camino, pero falló al elevar su remate ante la salida de Santis.

Pero a los 49, el atacante volvió a ingresar a velocidad y sin que se haga evidente ninguna falta, el árbitro peruano Carrillo cobró un penalti que fue ejecutado a los 50 por Ferreyra, con un potente remate.

En la siguiente jugada Ferreyra logró vencer nuevamente con un remate de cabeza a Santis, pero Carrillo anuló la anotación al cobrar una supuesta falta del atacante argentino.

A partir de entonces, el juego se mantuvo a toda máquina, con los dos equipos peleando con los dientes apretados y la inspirada actuación de Iturbe, quien coronó sus esfuerzos a los 63, al dejar atrás a dos defensas y anotar con un remate rasante.

Ferreyra pudo ampliar la cuenta a los 70, pero su disparo fue sacado por las uñas por Santis, luego de otra gran jugada de Iturbe.

Pero el tercero de Argentina se caía de maduro y fue, finalmente, conquistado a los 73, con un remate a voluntad de Nicolás Tagliafico, tras una serie de pases entre Ferreyra e Iturbe.

Cuando se contaban 90 minutos de juego, el chileno Felipe Gallegos apareció para dejar su sello con un remate desde el borde del área que se clavó en la portería de Santis.

El resultado le permitió a Argentina sumar sus tres primeros puntos en la fase final del torneo, mientras que Chile quedó en cero y con sus expectativas de clasificar al Mundial Sub-20 muy complicadas.

Ficha técnica:

Chile: Claudio Santis; Cristián Magaña, Pedro Salgado, Mirco Opazo, Alejandro Márquez; Bryan Carrasco (m.55, Álvaro Ramos), Enzo Guerrero (m.81, José Luis Silva), Lorenzo Reyes (m.67, Diego gonzález), Nicolás Peñailillo; Felipe Gallegos y Yashir Pinto. Seleccionador: César Vaccia.

Argentina: Esteban Andrada; Germán Pezella, Nicolás Tagliafico, Hugo Nervo, Leonel Galeano; Bruno Zuculini, Héctor Cardozo (m.45, Juan Iturbe), Rodrigo Battaglia, Michael Hoyos (m.67, Ezequiel Cirigliano); Facundo Ferreyra y Sergio Araujo (m.81, Adrián Martínez). Seleccionador: Walter Perazzo.

Goles: 1-0, m.15: Bryan Carrasco. 1-1, m.50: Facundo Ferreyra, de penalti. 1-2, m.63: Juan Iturbe. 1-3, m.73: Nicolás Tagliafico. 2-3, m.90: Felipe Gallegos.

Árbitro: El peruano Víctor Carrillo amonestó a Cardozo, Carrasco, Opazo, Magaña, Nervo, m.54, Márquez, Guerrero y Tagliafico.

Incidencias: segundo partido de la segunda jornada de la fase final del Campeonato Sudamericano Sub-20 de Perú, jugado en el Estadio Monumental de la UNSA, de Arequipa, ante unos 8.000 espectadores.