Enero 25, 2009

Venezuela derrotó a Perú y sentenció la definición más apretada

Los resultados del domingo dejaron empatados, con cinco puntos, a Venezuela, Argentina, Colombia y Ecuador, en ese orden, por lo que la llave quedó al 'rojo vivo' y recién en la última jornada se sabrá cuáles conjuntos avanzarán al hexagonal que dará cuatro boletos al Mundial de Egipto.

El Grupo A se definirá este martes con los compromisos Argentina-Ecuador y Venezuela-Colombia, pues Perú cerró su participación en el Suramericano, del que se marchó con mucha pena y ninguna gloria en una actuación que acrecentó el interrogante sobre el futuro del fútbol de ese país, otrora elogiado en todo el mundo.

Venezuela encabeza la tabla del grupo por mejor diferencia de goles (+2), frente a la de +1 de Argentina, Colombia y Ecuador.

En el primer partido del domingo, colombianos y argentinos empataron 2-2 en un compromiso movido que, sin embargo, no satisfizo del todo a los asistentes al estadio 'Monumental', de la ciudad venezolana de Maturín, ni alcanzó a despejar las dudas que ambos conjuntos han dejado en la competición.

La anfitriona Venezuela derrotó al conjunto peruano con tantos de Ángelo Peña, a los 21 minutos, Pablo Camacho (m.52) y Yonathan Del Valle, de penalti, a los 87 minutos.

El equipo peruano descontó por intermedio de Juan José Barros (m.84), un jugador nacido en la ciudad colombiana de Barranquilla, que llegó a los 8 años de edad a Perú y que hasta último momento estuvo esperando la convocatoria de su país de origen.

Barros acumuló dos tantos en la clasificación general de goleadores.

La formación 'vinotinto' se encontró en Maturín con un equipo peruano que pareció bajar los brazos muy temprano, tal vez debido a que estaba eliminado desde la jornada anterior, tras haber perdido tres compromisos de manera consecutiva.

Pese al triunfo, el equipo de Venezuela, dirigido por el seleccionador absoluto, César Farías, dejó un mal sabor de boca entre sus seguidores, tal como ha ocurrido con los otros integrantes del Grupo A.

La formación peruana, del entrenador Héctor 'Tito' Chumpitaz, terminó con dos hombres menos, tras la expulsión de Reimond Manco, a los 55 minutos, y Manuel Tejada, delantero del Sporting Cristal, a los 90.

Manco, considerado el mejor jugador del Sudamericano Sub 17 de 2007 llegó a la competición de Venezuela como una de las figuras del conjunto dirigido por Chumpitaz, que perdió los cuatro partidos que disputó (1-2 ante Ecuador, 0-1 contra Colombia, 1-2 ante Argentina y 0-2 con Venezuela).

Los últimos minutos se caracterizaron por el juego brusco de varios jugadores de los dos equipos.