Febrero 22, 2011

Chelsea cumplió en la ida de los octavos de final

El Chelsea casi que cerró la eliminatoria en la primera parte, que dominó con solvencia y en la que acumuló no menos de media docena de ocasiones, pero se estrelló contra Wiland, el mejor de largo del equipo danés.

La velocidad de Fernando Torres, que dejó a Drogba en el banquillo, causó muchos problemas al Copenhague, pero al delantero español le faltó concretar en dos mano a mano, salvados por Wiland y por Antonsson.

La mayoría de las ocasiones del equipo de Ancelotti llegaron al contraataque, aprovechando los numerosos errores del Copenhague y el hueco dejado por las subidas del lateral derecho Pospech.

De un fallo tremendo de Groenkjaer en un pase aparentemente sin problemas llegó el 0-1: con mucho espacio por delante, Anelka regateó a un defensa y definió con frialdad frente a Wiland.

Con el tanto, el Chelsea, al que le salió bien jugar con un 4-4-2, dio un paso atrás y acentuó su tendencia a la contra, amenazando continuamente a un rival decepcionante.

El Copenhague acusó los dos meses de inactividad por el parón invernal de la liga danesa y se pareció poco al conjunto que en noviembre plantó cara al Barcelona y le arrancó un merecido empate en este mismo estadio.

El primer tiro a puerta del Copenhague llegó en el minuto 46, obra del recién entrado Vingaard, con el que su equipo recuperó su habitual 4-4-1-1 en Liga de Campeones.

Pero justo cuando el equipo danés parecía encontrarse a sí mismo, apareció Anelka para dar un mazazo tras un pase de Lampard y despertar a la hinchada inglesa, contagiada del gélido ambiente del Parken, donde los termómetros marcaban -5 grados.

Torres pudo matar el partido poco después, pero su gran jugada, incluido un recorte seco que sentó a dos defensas, se encontró con una gran mano de Wiland.

El Copenhague lo seguía intentando con más corazón que otra cosa, pero sus acercamientos se estrellaban contra un seguro Cech, mientras Torres, que jugó un buen partido, seguía aplazando su estreno como goleador con el Chelsea en otro mano a mano.

Entre los intentos voluntariosos del Copenhague y las contras amenazantes del Chelsea se fue apagando un partido que salvo un improbable milagro del conjunto danés dejó todo sentenciado.

Ficha técnica:

0 - Copenhague: Wiland; Pospech, Antonsson, Zanka, Wendt (Bengtsson, min. 75); Bolaños, Kvist, Claudemir, Groenkjaer (Zohore, min.- 87); Santín (Vingaard, min. 46), N'Doye.

2 - Chelsea: Cech, Ivanovic, A. Cole, Bosingwa, Terry, Ramires, Essien, Lampard, Malouda (Zhirkov, min. 85), Torres (Kalou, min. 90), Anelka (Drogba, min. 73).

Goles: 0-1, min. 17, Anelka; 0-2, min. 54, Anelka.

Árbitro: Bjoern Kuipers (Holanda). Amonestó con tarjeta amarilla, por el Copenhague, a Zanka y Pospech; por el Chelsea, a Torres, Malouda y a Terry.

Incidencias: Partido disputado en el Parken de Copenhague ante 36.700 espectadores (lleno).