Febrero 15, 2010

David Beckham quiere hacerle el daño a su ex equipo en la Liga de Campeones

"En estos siete años desde que dejé el Manchester United, la de este martes será para mí la primera vez que me encuentro con el equipo de (el técnico Alex) Ferguson como rival, y haré todo lo posible para que el Milán pueda ganar", dijo el futbolista en rueda de prensa concedida desde la sede deportiva del Milan.

"No sé si Leonardo me alineará. La cosa más importante será que el Milan conquiste la victoria y que juegue bien. Formar parte de un desafío fascinante como éste es como formar parte de la historia del fútbol", añadió.

La presencia del inglés en el partido, el primero de los dos que ambos clubes disputarán en la eliminatoria de octavos, supone uno de los mayores atractivos de la cita, sobre todo por el hecho de que Beckham puede marcar por primera vez en la portería del Manchester United.

"En caso de que marcara este martes contra el United, no lo celebraré, porque tengo un gran respeto hacia los aficionados del equipo de Ferguson", comentó Beckham, quien regresó al Milan para protagonizar la segunda parte de su cesión al club italiano con la intención de ganarse un puesto en la Inglaterra del Mundial de Suráfrica.

En el partido de este martes habrá grandes ausencias por parte de los dos equipos: en el Milan, la del brasileño Kaká, y en el Manchester United, la del portugués Cristiano Ronaldo, quienes juegan actualmente en el Real Madrid.

"Pienso que cuando un club pierde jugadores del calibre de Kaká y Cristiano Ronaldo el equipo siente siempre algo distinto. Estamos hablando de los mejores jugadores del mundo", comentó Beckham.

"El Manchester United está, de todos modos, jugando bien y ha superado la salida del jugador, lo mismo digo del Milan. Cualquier club, en el momento en el que pierde jugadores tan importantes, debe encontrar el modo de sobreponerse a las ausencias", agregó.

El astro inglés, quien califica el partido de este martes como "muy emocionante", aseguró que "no sólo" ha ido al Milan para ganarse un puesto en el próximo Mundial -también para jugar en "uno de los mejores clubes" del mundo-, y afirmó que, para él, el entrenador del Manchester United "ha sido como un padre".