Marzo 16, 2010

José Mourinho y su Inter gozaron en la casa del Chelsea

"Mou", convertido en el villano más carismático de los feudos londinenses, ganó su pulso ante Carlo Ancelotti con un fútbol estratégico y ofensivo.

Durante el primer tiempo, la defensa italiana tuvo que trabajar ante las embestidas de la formación "azul", protagonizadas por el marfileño Didier Drogba, el brasileño Alex, los ingleses Frank Lampard y John Terry o el germano Michael Ballack. Pero también tuvieron sus momentos -flojos- los franceses Nicolas Anelka o Florent Malouda.

El camerunés y ex barcelonista Samuel Eto'o perdió un gran momento en el minuto 33 al no saber aprovechar un despiste del capitán del Chelsea, el central inglés John Terry.

El conjunto londinense se fue al descanso con la sensación de que el colegiado, el alemán Wolfgang Stark, les negó un penalti por una falta de Thiago Motta sobre Branislav Ivanovic.

La intensidad del primer tiempo se reanudó en el segundo acto. Drogba lo intentó con un lanzamiento de falta a pocos metros de la portería milanesa. A ese disparo les siguieron las ocasiones del francés Malouda y el inglés Lampard.

En el minuto 65, el Inter tuvo en sus manos un momento que pudo haber sido decisivo pero que dejó pasar. De nuevo, un error defensivo de Terry dio a Sneijder la ocasión de tocar de cabeza la pelota para dar a Milito una brillante oportunidad que éste no supo convertir y que provocó una airada reacción de su "míster".

Mourinho presenció cómo sus hombres lanzaban por la borda nada menos que cuatro ocasiones cuando quedaba un cuarto de hora para concluir el encuentro. Dos de Milito, una de Sneijder y otra de Motta.

Pero finalmente, la destreza del Inter se impuso a los intentos desesperados del Chelsea. Ocurrió en el minuto 79, con un remate del camerunés Samuel Eto'o, que remató a gol una jugada iniciada por Sneijder y que sorteó a Ivanovic.

El revés empeoró con la roja que supuso la expulsión, en el minuto 86, del punta marfileño del Chelsea "Didi" Drogba, que dejó con diez jugadores a un equipo al que ya no le quedaban esperanzas de sobrevivir.

CSKA está feliz

El equipo de Moscú hizo historia al clasificarse por primera vez para los cuartos de final después de ganar por 1-2 en el campo del Sevilla español, equipo que otra vez, como hace dos temporadas, se quedó con la miel en los labios de meterse entre los ocho mejores del continente.

El equipo español salió al terreno con la ventaja que le daba el empate a un tanto de hace dos semanas en el estadio Luzhnikí moscovita y que el 0-0 inicial le clasificaba, pero todo le salió mal.

A los 38 minutos, Necid marcó para CSKA. Sevilla igualó con Diego Perotti a los 40' y finalmente los rusos vencieron con tanto de Honda a los 55'.

Este miércoles se completarán los clasificados a octavos de la ‘Champions' con los partidos Barcelona vs. Stuttgart y Bordeaux vs. Olympiacos.

Ficha técnica

Chelsea: Turnbull, Ivanovic, Alex, Terry, Zhirkov (Kalou, m.74), Ballack (Cole, m.62), Mikel, Lampard, Anelka, Drogba, Malouda.

Inter de Milán: Julio Cesar, Maicon, Lucio, Samuel, Zanetti, Cambiasso, Sneijder (Mariga, m.85), Motta (Materazzi, m.90), Pandev (Stankovik, m.75), Eto'o, Milito.

Gol: 0-1, m.79. Samuel Eto'o.

Árbitro: Wolfgang Stark (Alemania). Sacó amarilla a Eto'o, a Motta, Ferreira, Samuel, Julio César, del Inter y a Malouda, Alex y Terry, del Chelsea. Expulsó a Didier Drogba, quien ya tenía una amarilla, por roja directa.

Incidencias: Encuentro de los octavos de final de la Liga de Campeones, disputado en Stamford Bridge ante aproximadamente unos 37.000 espectadores.