Noviembre 8, 2011

Chile prendió motores para las eliminatorias

El delantero del Barcelona Alexis Sánchez, el volante de la Juventus Arturo Vidal y el centrocampista del Sporting Lisboa Matías Fernández fueron los últimos jugadores que llegaron este martes a Santiago y de inmediato se unieron al trabajo de la ‘roja'.

Los jugadores cumplieron un entrenamiento suave, con trabajos con balón y preparación física, en el complejo Juan Pinto Durán, el cuartel general de las selecciones chilenas.

La cuota de preocupación la aportó el defensa Gonzalo Jara, que en mitad de la sesión matutina abandonó el trabajo y partió rumbo a una clínica para someterse a "algunos chequeos médicos", según fuentes de la Roja.

El técnico Claudio Borghi dispuso además un trabajo diferenciado para los jugadores pertenecientes a la Universidad de Chile, que llegaron con un desgaste mayor que sus compañeros a causa de su participación simultánea en el torneo local y la Copa Sudamericana.

De este modo, los delanteros Gustavo Canales y Eduardo Vargas, los volantes Charles Aránguiz y Marcelo Díaz y los defensas Osvaldo y Marcos González, a los que se unió el central del Cruz Azul mexicano Waldo Ponce, trabajaron con el preparador físico y después mantuvieron una conversación con el entrenador.

La plantilla chilena trabajará en doble jornada hasta el próximo jueves, día en que se desplazará a Montevideo para jugar contra Uruguay el viernes.

El regreso a Santiago está previsto para inmediatamente después del partido y los jugadores seguirán concentrados para el partido contra Paraguay, el 15 de noviembre en el estadio Nacional de Santiago.

Temas relacionados: