Septiembre 6, 2017

Al potente Brasil de Tite le bajó el pulso la calurosa Barranquilla

El calor de Barranquilla frenó a la Brasil de Tite. AFP

Tras un año de perfección inesperada, al potente Brasil de Tite le bajó el pulso en el calor de Barranquilla y cedió sus dos primeros puntos ante Colombia (1-1).

Tenía que pasar. Después de nueve victorias consecutivas, con el primer boleto para el Mundial en el bolsillo desde marzo y el liderato de las eliminatorias garantizado con tres fechas de antelación, Brasil tenía que tocar tierra.

Colombia le esperaba, además, ardiendo, decidida a poner a sudar como a los mortales a esta pentacampeona del mundo resucitada de la que todo el mundo habla.

Tenían prisa los 'cafeteros' y a James y Falcao rugiendo; demasiadas balas para una ‘seleçao’ con todo hecho y la cabeza en Moscú, por mucho que Tite se esfuerce en amarrarle los pies al suelo.

"Claro que el partido contra Ecuador y el de hoy no fueron dos grandes actuaciones. Pero conseguimos un resultado importante contra ellos y hoy aquí también", defendió el centrocampista del Manchester City Fernandinho tras el encuentro.

Lea también: Arturo Vidal habló de su salida de la Selección de Chile

Si ante la 'tri' bastaron un par de arreones (2-0) y un brillante Philippe Coutinho para resolver el trámite en casa, frente a Colombia la imbatibilidad de la elogiada era Tite subió de precio para este equipo que llegaba con un impresionante saldo de 26 goles a favor y dos en contra desde que comenzó su metamorfosis hace un año.

Pese a que fue Willian con un bellísimo tanto quien abriría el marcador al filo del descanso, después vendría el empate de un Falcao que vuelve a ser el que era para mancillarle las impolutas estadísticas a Brasil.

En pleno debate sobre si esta ‘seleçao’ tan ensamblada puede caer en la comodidad por apenas tener plazas abiertas, tampoco estuvieron brillantes los cuatro cambios respecto al partido contra Ecuador, especialmente un discreto Roberto Firmino que comenzó en el lugar de Gabriel Jesús.   

Para Tite, sin embargo, el duelo dejó más cosas interesantes que el del jueves, además de confirmar la recuperación de Willian, a quien sus cuatro tantos en el Premundial solo dejan por detrás de Neymar (6), Gabriel Jesús (5) y Paulinho (5). 

"Quedé más contento por la consistencia de este partido que en el último contra Ecuador. Hoy mantuvimos el nivel de actuación que da consistencia al equipo. El resultado del empate fue justo", valoró.

 Nuevo rol                       

No le faltan razones al seleccionador de moda para estar feliz desde que el pasado septiembre se sentó por primera vez en el banco de una ‘seleçao’ deprimida y fuera de los puestos para Rusia. Desde entonces, ha encajado apenas una derrota en 13 partidos -en el amistoso de Australia contra Argentina (1-0)-, ha empatado uno y ha vencido once.

"Es un porcentaje bien alto, ¿no? Estamos felices porque es un entrenador que se lo merece. Él cambió la cara de la ‘seleçao’ de una forma peculiar", opinó Fernandinho.

Pero, sobre todo, consiguió desterrar por fin del vestuario al fantasma del Mundial 2014, devolviéndole las ganas de jugar a un grupo que había quedado devastado.

"Es importante resaltar: ningún atleta forzó la tarjeta para no jugar [el próximo partido] en Bolivia. Compitieron de forma leal en un encuentro decisivo para Colombia, que está segunda (ahora tercera tras Uruguay) por sus méritos", destacó Tite.

Liberado de viejas cargas en casa, en ese ambiente más relajado Neymar ha recuperado la sonrisa y la calma que llegó a perder en la turbulenta época de Dunga.

Lejos de la crispación que mostró en recientes cruces contra Colombia -con peleas, aspavientos y expulsión incluida-, o de su discreto papel ante Ecuador, al flamante delantero del París Saint-Germain se le vio más sereno en Barranquilla, convertido ahora en el fichaje más caro de la historia.

No marcó el 'menino' de oro, que sigue siendo el artillero en las eliminatorias y el cuarto de la historia de la ‘seleçao’, pero dio su séptima asistencia en el torneo para el lindo tanto de Willian.

"A partir del momento en el que comienzas a adaptarte al estilo de juego del equipo y de los compañeros, se hace más fácil. Tenemos un buen futuro", aseguró antes de despegar en un avión privado rumbo a París, junto a sus tres 'parças' del PSG.

Allí le esperan todos los focos de un club que solo tiene ojos para él, aunque el futuro aguarda en Rusia.

Lea también: Ángel Di María sufrió una lesión con Argentina 

Temas relacionados: