Enero 11, 2018

Árbitro rumano admitió que Suiza clasificó al Mundial por un error suyo

Ovidiu Hategan, afirmó para la televisión de su país, que la mano que pitó a favor de los suizos, fue una falla que lo entristece.

El árbitro rumano del partido de ida de la repesca europea para el Mundial de Rusia 2018 entre Irlanda del Norte y Suiza, Ovidiu Hategan, admitió este jueves haber cometido "un error" al señalar un penal injustificado a los helvéticos, que finalmente se clasificaron para la competición.

"Fue un momento triste y nada agradable para mí. Triste porque cometí este error y doloroso porque al lado de mi equipo (arbitral) habíamos completado buenas prestaciones", señaló a la televisión rumana.

Nombrado mejor colegidado del año 2017 por la Federación Rumana, Hategan señaló en el minuto 57 una falta por mano imaginaria del norirlandés Corry Evans dentro del área.

Lea acá: Barcelona recuerda al otro jugador colombiano que pasó por las filas del club

El penal fue transformado por el suizo Ricardo Rodríguez y la Nati ganó 1-0 en Belfast.

Michael O'Neill, el seleccionador norirlandés, no escondió su enfado al final del duelo: "¿Cómo el árbitro pudo señalar ese penal? Corry se da la vuelta y el balón golpea su espalda. Todo el mundo creía que el árbitro había señalado fuera de juego y no podía creer que fuera un penal".

Posteriormente ambas selecciones empataron sin goles en Basilea, por lo que Suiza se clasificó para el Mundial gracias a ese gol.

Tras su error, Hategan no fue convocado para la fase final del Mundial (14 junio-15 julio).

Vea acá:Lucas Barrios no llegará al Junior por “un problema familiar enorme”

Temas relacionados: