Marzo 29, 2017

Argentina, en llamas: la crisis que se desató tras la derrota en Bolivia

Edgardo Bauza habla con sus jugadores de la derrota. AFP.

Críticas al técnico Edgardo Bauza, dardos a la Fifa por la sanción a Messi y ‘palo’ para los jugadores actuales de la albiceleste se oyeron este miércoles.

Dos mazazos como la suspensión del delantero estrella Lionel Messi y la derrota con Bolivia 2-0 dejaron a Argentina en sombras y en área de repesca al Mundial Rusia-2018 a sólo cuatro fechas del cierre de la clasificatoria sudamericana.

Para colmo de males, el DT Edgardo 'Patón' Bauza está en la cuerda floja. La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) elige este miércoles nuevas autoridades y se habla de su relevo, pese a que nunca es bueno cambiar de caballo en la mitad del río.

Fue un martes tenebroso. El primer golpe cayó desde Zúrich. Sin mediar informes de los árbitros, la FIFA le descargó 4 fechas de suspensión a Messi. Fue por insultar a un juez de línea en el partido que Argentina le ganó a Chile 1-0 con un penal suyo. La TV mostró al mundo su inconducta.

"Que se ve que lo putea (insulta), sí. Lo vimos todos. Le pasó a (Zlatan) Ibrahimovic en el Manchester United que después con las imágenes del codazo (a un defensor) le dieron tres partidos", dijo el histórico Diego Maradona.

Pero Maradona advirtió, enojado, que no se va quedar "de brazos cruzados". "Si tengo que llevar (el caso) al Comité (de FIFA) que sancionó a Messi a Argentina, lo voy a llevar", anunció. Pero es raro que la FIFA ponga marcha atrás ante apelaciones.

"Cuatro fechas es un disparate. Hay agresiones que son mal intencionadas y a veces les dan solo dos fechas. Esto fue algo verbal, es exageradísima la sanción", opinó el exseleccionador argentino César Menotti.

 

Viejos rencores

El legendario exarquero paraguayo José Luis Chilavert dijo que la sanción "es una 'vendetta' de la FIFA al fútbol argentino. Messi paga las consecuencias".

Los roces y discusiones con la AFA se remontan a cuando entró en grave crisis institucional y financiera. La FIFA intervino pero los remedios temporarios fueron peor que la enfermedad. Ahora habrá por primera vez en tres años, desde la muerte del mandamás Julio Grondona, una conducción votada por la dirigencia.

La suspensión dejó a la albiceleste sin el súper goleador en el próximo partido clave ante Uruguay en el estadio Centenario de Montevideo. Tampoco contra Venezuela y Perú, ambos de local. Podrá volver en la última fecha, en la altura de Quito frente a Ecuador. Es un mar infestado de tiburones.

"Estamos vivos y con la idea de clasificar al Mundial", dijo Bauza. Pero Argentina está quinta, en zona de repesca, con 22 puntos, detrás de Uruguay y Chile, ambos con 23. Le pisa los talones Ecuador con 20. Perú y Paraguay están al acecho con 18. Una definición dramática.

Pero Argentina se puso sola la soga al cuello. No tiene línea de juego, ni personalidad ganadora. Y casi ningún talento en los jugadores que brillan en Europa. Sin Messi, la albiceleste ganó sólo un partido, empató 4 y perdió 3. Con 'La Pulga' ganó 5 y perdió uno. Está todo dicho.

 

 Sobre llovido, mojado

Con Messi en el vestuario, Argentina no pudo con la altura de 3.600 metros de La Paz. Tampoco con sus siete cambios forzados, ni con la lesión del defensa Ramiro Funes Mori ni con la soltura de los bolivianos. Perdió sin atenuantes.

"Reemplazar a Messi es imposible", pontificó Menotti. El ajuste podría venir por el lado del DT y de algunos jugadores. "A mí no me tuerce nada ni nadie. Estamos fuertes para seguir. Estamos firmes con los jugadores", se defendió airadamente Bauza.

Todavía no explicó el DT como pudo ponerle "10 puntos" al equipo y calificarlo de "brillante" la noche de la pálida victoria ante Chile con un penal sancionado por dudosa infracción.

La prensa y miles de hinchas claman por la inclusión de Mauro Icardi (Inter de Italia), entre otros, y piden darle un descanso a jugadores de una generación que no pudo ganar nunca un torneo de mayores.

Diario Olé on Twitter

Clarín Deportes on Twitter

LA NACION Deportes on Twitter