Agosto 30, 2017

“Maduro nos ha hecho quedar mal en el mundo, todo lo que dice da risa”: Jacobo Kouffaty

Kouffaty fue suplente frente a Colombia el partido pasado, en Barranquilla. AFP

El jugador venezolano, hoy en Millonarios, habló sobre el presente de su selección y de su país. Sufre como sus compatriotas por la crisis política y económica. Le envía medicinas a su familia.

Jacobo Kouffaty tenía claro que el técnico de Venezuela, Rafael Dudamel, no lo iba a convocar para la doble fecha de la Eliminatoria, contra Colombia y Argentina. Él mismo -que ha hecho parte de las selecciones juveniles y la mayores- admite que ahora no está en un nivel para ser llamado. No juega con Millonarios. “Soy consciente del momento que estoy viviendo. No sería de mucha ayuda porque no tengo el ritmo necesario para estar en partidos tan importantes”, dice.

Con esa misma sinceridad, habla de su vida en Bogotá, de su familia -espera un bebé que nacerá en Colombia y se llamará Jacobo, como él-, de lo que significa el partido entre venezolanos y colombianos, de cómo lo ha afectado la situación política y económica de su país, y, lógicamente, de su presidente, Nicolás Maduro. “Da risa. Siempre anda hablando payasadas”, asegura sin temor.

¿Cómo es su presente físico en este momento?

“Estoy muy bien, sin molestias, preparándome de la mejor forma con Millonarios, y esperando una nueva oportunidad para aportarle al equipo. Desde que llegué no había estado tan bien”.

¿Esperaba que Rafael Dudamel lo convocara para esta fecha de la Eliminatoria?

“Como profesional, y siendo consciente del momento que estoy viviendo, en el que no juego con Millonarios, no sería de mucha ayuda en la selección. No tengo el ritmo necesario para estar en esos partidos tan importantes (contra Colombia y Argentina). Igual, seguiré trabajando y luchando siempre pensando en mi país”.

Usted estuvo convocado para el partido pasado, en Barranquilla. ¿Cómo vivió ese juego?

“No me quedaron buenas sensaciones porque perdimos 2-0, así que prefiero quedarme con el recuerdo de partidos anteriores, cuando ganamos de locales o en la Copa América (risas)”.

¿Qué espera del partido de este jueves, en el Estadio Pueblo Nuevo?

“Personalmente he jugado varias veces allí y es un lugar muy bonito y con mucha tradición. Yo solo espero que Venezuela pueda hacer un gran partido y darle una alegría a nuestra gente, que en este momento está pasando momentos tan difíciles por la situación del país. Ojalá ese pueda ser un motivo de distracción para todos”.

Pero Venezuela ya está eliminada y Colombia, a un paso de clasificar…

“Eso es verdad, pero nuestro equipo viene atravesando un proceso de recambio importante con jugadores muy jóvenes, que vienen pidiendo campo. Lo demostraron en el pasado Suramericano y en el Mundial Sub-20, donde quedaron de segundos. Eso dice mucho de ellos”.

Hace un momento habló de los momentos difíciles de su país. ¿También ha afectado al fútbol?

“Sí, mucho. El país se ha visto afectado en todo. Nosotros como futbolistas siempre tratamos de darle alegrías al país o un aire distinto para que olviden un poco todas las cosas que están pasando, pero la verdad es que hay casos muy complicados en los que la gente ni siquiera puede ir a los estadios”.

A usted, personalmente, ¿qué tanto lo ha afectado la crisis venezolana?

“Hablo todos los días con mi familia sobre las cosas que pasan allá. No pueden conseguir comida ni medicinas. Yo les mando desde acá las medicinas a mi mamá, que sufre de la tensión alta y del azúcar; a mi abuela, que también sufre de la tensión; a mi abuelo, que sufre del corazón; y a mi hermano, que tiene una condición especial”.

¿Qué piensa de Nicolás Maduro?

“Maduro… ¿qué te puedo decir? Creo que es una persona que nos ha hecho quedar mal en todo el mundo. Todo lo que dice da risa porque siempre anda hablando payasadas y tiene al país en un momento muy crítico. Se mueren los niños en los hospitales por falta de medicinas, hay madres dando a luz en el piso porque no hay camillas. Hay delincuencia desde hace mucho tiempo porque es la salida que tienen los venezolanos al no conseguir empleo. Hay escases. El gobierno de Maduro no quiere entender que en Venezuela no lo queremos”.

¿No le da temor dar una declaración así?

“No tengo porque tener miedo de dar una declaración sobre mi país. Que la tomen como la quieran tomar. Es mi opinión, lo que siento y lo que he sufrido junto a mi familia. Espero que dentro de poco haya un cambio, y que seamos como antes: un país tranquilo, en paz, con comida, medicina, estudio para los niños, y canchas para hacer deporte.

Le pido a Dios que salga ese gobierno y que Venezuela vuelva a ser ese país al que la gente quiera ir a conocer”.

Lea también: Dávinson Sánchez y Luis Fernando Muriel, de sus fichajes millonarios a la Selección

¿Dónde va a ver el partido?

“Seguramente en mi casa, con mi familia. Mi esposa (Virginia), mi hija (Corina Isabel) y el bebé que viene en camino (es niño, tiene siete meses de gestación y se llamará Jacobo) son mi refugio y trato de disfrutarlos al máximo”.   

¿Cree que Venezuela vs. Colombia es un clásico?

“Desde pequeño, en cualquier deporte, siempre lo vi como un clásico. Se vive con mucha alegría, es algo diferente. Somos países hermanos, pero en la cancha existe una gran rivalidad. Desde hace algunos años tenemos muy buenos números contra Colombia”.

Pero, ¿llamarlo clásico no es exagerado? Venezuela no ha ido a ningún mundial y no ha ganado ninguna Copa América, por ejemplo…

“Eso es verdad, pero independientemente de eso nosotros lo vivimos de esa forma, así no hayamos clasificado nunca. Desde pequeños crecemos con eso: que los partidos con Colombia se viven distinto”.

¿Tiene algún jugador colombiano como referente?

“No tengo ninguno, pero siempre vi muchos jugadores buenos de Colombia, con buen pie y gran ataque. Ahora estoy viendo la serie ‘La Selección’ en Netflix y estoy conociendo más sobre la vida de jugadores como Asprilla, el ‘Pibe’, Higuita y Rincón, que son los que más salen”.

Lea también: Para Tomás Rincón, el partido contra Colombia "no es un trámite"