Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Un punto y dos goleadas en contra: el balance de Uruguay en la triple fecha de Eliminatorias

El empate con la Selección Colombia fue el único resultado medianamente favorable para los 'charrúas', que quedaron en zona de repesca.

Uruguay.jpg
Jugadores de Uruguay.
Getty Images

La selección de fútbol de Uruguay mostró su peor cara en la triple fecha de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Catar 2022 y abandonó la zona de clasificación directa para meterse en la de repesca.

Tras sumar un empate con Colombia y ser goleada en dos encuentros con los punteros Brasil y Argentina, la Celeste quedó en la quinta ubicación de la tabla con 16 puntos (con saldo negativo de goles, -3), los mismos que Colombia (0) y tres más que Chile.

Sin duda, los dirigidos por Óscar Washington Tabárez no ocupan en este momento el lugar más cómodo luego de 12 jornadas disputadas y cuando solo quedan seis por delante.

No obstante, tienen claro que en la triple fecha que concluyó este jueves se sacaron de encima dos de los encuentros más difíciles: Argentina y Brasil como visitantes.

Jugando allí, desde que se implementó el actual sistema de clasificación previo al Mundial de Francia 1998, la Celeste disputó 12 encuentros en los que solo ganó cuatro de 36 puntos posibles. Esta vez también encajó siete goles en contra en 180 minutos.

Antes de esos partidos, Uruguay comenzó la triple jornada enfrentándose a Colombia en Montevideo.

Los minutos iniciales de ese encuentro ilusionaron a los hinchas tanto como el hecho de saber que Luis Suárez y Edinson Cavani volvían a ponerse la camiseta celeste luego de tres fechas sin hacerlo por distintos motivos.

Publicidad

Los dirigidos por Tabárez comenzaron a toda máquina con toques de un lado a otro, presión alta y constantes situaciones de peligro. Sin embargo, al igual que había ocurrido en la última Copa América, se estrellaron contra el portero David Ospina.

Del otro lado, una gran parada de Fernando Muslera evitó la derrota de Uruguay e hizo reflexionar al entrenador, quien en la rueda de prensa aseguró: "No es ser conformista, pero no fue el peor resultado que podría haber ocurrido".

Los buenos minutos de Suárez, quien una vez más demostró su vigencia, constituyeron el punto más alto de un equipo que, con el 0-0, dejó dos puntos importantes por el camino contra un rival directo.

Tres días después, frente a Argentina, el delantero del Atlético de Madrid volvió a ser uno de los mejores de un combinado uruguayo que tuvo a muchos futbolistas lejos de su habitual nivel y terminó pagándolo muy caro.

Otro fue Muslera, quien con varias paradas evitó lo que pudo ser una goleada más abultada que el 3-0 definitivo contra el campeón de América.

Herido, Uruguay viajó a Brasil con la intención de romper dos estadísticas negativas: sumar de a tres frente a un rival al que no vence desde hace 20 años y conseguir un triunfo en una tierra en la que no gana de manera oficial desde la final del Mundial de 1950.

Publicidad


Nada de esto fue posible. En los primeros 20 minutos, el líder de las eliminatorias liquidó al visitante con dos goles que luego fueron cuatro y que pudieron ser más de no ser por Muslera.

Con otra gran actuación, el portero evitó una catástrofe mayúscula y fue responsable de que el partido "solo" finalizara 4-1.

En ataque, un tiro libre de Suárez que se metió contra el poste izquierdo fue lo único que mostró Uruguay, que nuevamente no generó jugadas de peligro, tuvo serios problemas en el fondo y volvió a mostrar poca contención en el medio.

Estos problemas son algunos de los que deberá resolver en poco tiempo el cuerpo técnico, ya que en menos de un mes la Celeste volverá a saltar al campo para jugar otros dos partidos complicados.

Frente a Argentina en Montevideo y contra Bolivia en La Paz son los primeros encuentros de un equipo que en el comienzo del próximo año viajará a Paraguay y recibirá a Venezuela.

"Creo que es el momento de estar calmos", aseguró este jueves Tabárez durante una conferencia de prensa en la que señaló que las soluciones "no aparecen".

Agregó que él es "responsable" de la situación y dijo que solo piensa en la "recuperación" del equipo.

Publicidad

Sea como sea, si Uruguay quiere estar en su cuarto mundial consecutivo esa recuperación deberá llegar cuanto antes, ya que los rivales que persiguen a Uruguay se acercan cada vez más y el margen de error es cada vez más acotado.

⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial ⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial