Diciembre 3, 2011

Darwin Quintero disputará el título del fútbol de México

Con dos goles del ecuatoriano Christian Suárez y del mexicano Juan Pablo Rodríguez, el equipo de Darwin Quintero se impuso 3-2 (4-4 en el global) al Morelia y espera al ganador de Tigres y Queretaro para disputar la gran final del torneo mexicano.

El Santos se metió en su octava final y buscará su cuarto título en el fútbol mexicano tras los que logró en 1996, 2001 y 2008.

Las anotaciones del equipo de Torreón fueron concretadas por Rodríguez en el minuto 34 de penalti, y Suárez en el 52 y 64. Morelia descontó al 74 y en el 87 Ángel Sepúlveda.

Santos llegó al partido obligado al triunfo y lo consiguió aunque con cierto dramatismo; ya que, tras anotar sus tres goles, falló en defensa y encajó dos tantos que dieron emoción al encuentro en los últimos minutos.

El primer tanto llegó en un mano a mano entre el meta argentino y
el delantero Oribe Peralta, que fue derribado por el defensa Joel Huiqui, quien fue expulsado.

El ecuatoriano Suárez amplió el marcador en dos ocasiones. En la primera de ellas firmó una jugada de Peralta, quien se llevó a tres jugadores para después cederle el esférico a Suárez, quien, solo, acertó en la portería sin que Vilar no pudiera hacer nada ante su potente disparo.

Nuevamente un fuerte remate de Suárez, que dobla las manos a Vilar, se convierte en gol, que parecía el de la tranquilidad para el Santos hasta que apareció el delantero Ángel Sepúlveda, que estuvo a punto de convertirse el héroe del Morelia al marcar en dos ocasiones, de cabeza el primero y de media chilena, el segundo.

El equipo visitante jugó desde el minuto 33 con 10 hombres y ya con el tiempo prácticamente finalizado el colombiano Aldo Leao Ramírez también fue expulsado.

Morelia se quedó así a un gol de avanzar a su segunda final consecutiva tras haber llegado a la final del Clausura 2011 que perdió ante Pumas de la UNAM.

Santos conocerá el domingo a su rival en la final cuando se celebre el partido de vuelta entre Tigres y Querétaro que se disputará en el estadio Universitario de Nuevo León, en Monterrey.

El Tigres, tercero, será finalista si gana o empata y el Querétaro, octavo, está obligado al triunfo para avanzar.