Enero 5, 2012

Llegar a la selección Colombia, la mayor meta de Javier Reina

Javier Reina debutó como jugador profesional en el América de Cali cuando tenía 16 años de edad (2005). Después se fue a jugar a Brasil, en donde estuvo en Cruzeiro, Vitória, Ipatinga y Ceará. En 2011 hizo parte del Chunnam Dragons coreano.

Cuando sale del país hacia Brasil llegó a un equipo grande, Cruzeiro, ¿Por qué no se pudo consolidar allí?

La principal causa fue la falta de experiencia, ya que salí muy joven. Llegar a un equipo grande como Cruzeiro siempre al jugador le pesa, sin embargo también hubo otras cosas, algunos inconvenientes. En ese periodo fui llamado muchas veces a la Selección Colombia para el Suramericano y no tuve mucho tiempo de trabajar junto al grupo, que ya estaba conformado con mucho tiempo de trabajo. Así mismo también pesó la falta de inscripción, porque yo estuve entrenando en Brasil tres meses hasta agosto, que era el mes en el que me podían inscribir. Todas esas cosas influyeron para que yo no me afianzara en el equipo.

Luego de estar en Cruzeiro pasó a varios equipos en Brasil, ¿En cuál de ellos se sintió más cómodo?

Todas las experiencias que tuve en Brasil fueron muy valiosas para mi carrera; para Javier Reina como persona; sin embargo donde me sentí más familiarizado, en donde me hicieron sentir más en casa, donde Javier Reina tuvo más posibilidades de mostrar su fútbol, a pesar del poco tiempo que duré en el equipo, fue en el Ceará de la ciudad de Fortaleza. Es uno de los equipos que me ha brindado muchas cosas, la hinchada, la directiva, el equipo con tal. Estar allí fue mi mejor experiencia en Brasil.

De Brasil a Corea, ¿Cómo se dio ese paso?

Yo estaba jugando con Ceará y había un grupo de empresarios coreanos viendo jugadores en Brasil. Tuve la oportunidad y la suerte de que ellos, en un partido contra Palmeiras, estaban en el estadio y les gustó mi fútbol, mi trabajo. Ahí comenzamos la negociación por intermedio de un empresario brasileño.

La experiencia en el fútbol coreano, ¿Qué tal fue?

Fue muy buena. Siempre agradecido con Dios, primero que todo. Gané mucho como jugador y persona, crecí demasiado y aprendí muchas cosas. Aunque futbolísticamente no sea un fútbol muy nombrado y competitivo los medios colombianos si deberían seguir esas ligas o por lo menos a nosotros los que militamos allá (Estiven Vélez y Mauricio Molina) porque siempre hacemos un gran trabajo. Igualmente, como profesionales, sabemos que cada oportunidad que tenemos debemos aprovecharla y así lo hicimos.

Terminado el ciclo en Corea, ¿Qué viene para Javier Reina?

Yo tenía contrato con el equipo coreano hasta Diciembre de 2011 y ahora tengo la fortuna de que los papeles son míos y puedo decidir ir a donde yo quiera sin tener que depender de un club. En éstos momentos me encuentro en negociación con un equipo brasilero, apenas tenga noticias lo haré saber. Lo más probable es que vaya al fútbol de Brasil.

En cuanto a lo futbolístico, ¿Qué le aportó el fútbol brasileño y el coreano?

El brasileño me lo aportó todo. Yo maduré mucho dentro del campo. Mi padre siempre ha sido una persona que ha estado muy cerca de mí y me aconseja mucho, sin embargo ya en un fútbol tan competitivo terminas aprendiendo muchas cosas. Cómo pararme en el campo, la importancia de ayudar en marca, sabiendo que soy más de ofensiva, fundamentación y movimientos. Ya en el fútbol coreano aprendí otras cosas diferentes, no tanta técnica sino la pasión y la entrega que tienen ellos por correr, marcar, es un fútbol muy rápido. A cada liga le saque siempre lo mejor y en eso estoy, mejorando cada vez.

Lo que más recuerda el país de Javier Reina es su paso por la Selección juvenil, ¿Cómo vivió esa etapa?

Como sabemos los que vivimos en el mundo del fútbol, para un jugador lo más grande que le puede suceder es estar en la Selección, vestir la camiseta de su país, defender su nación y esa fue una experiencia que desde chiquito comentaba con mi padre y gracias a Dios lo cumplí. Ahora falta uno que es jugar con la mayores y seguir trabajando y mostrando mi buen fútbol. Tenemos ventaja y es que llevamos un proceso de selecciones y creo que eso, con buen trabajo, va a facilitar más mi llegada a allí. La Selección me lo dio todo, aparte que América es el equipo que llevo en mi corazón, al que le debo todo, como jugador, como persona, después viene la Selección. Allí se consolidó el nombre de Javier Reina y me dio a conocer internacionalmente.

En varias ocasiones las figuras de las Selecciones juveniles no despegan como todos querían y terminan en ligas poco competitivas, ¿Es esa la razón de que no los llamen a jugar en la Selección Colombia de mayores?

Sí, creo que ese es el gran problema. Estar en una liga muy lejana y poco competitiva. Pero creo que deben de seguirnos más de cerca y saber nuestro trabajo, lo que estamos haciendo. Lastimosamente, el fútbol, además de ser un deporte es negocio. Nosotros vivimos de esto y siempre estamos procurando lo mejor para nosotros y nuestras familias. Eso nos lleva a estar en los lugares que estemos mejor económicamente, para eso trabajamos todos. Muchas veces se da la oportunidad de jugar en esos países tan lejanos y de fútbol menos competitivo, entre comillas, porque lo que pasa es que no son ligas muy comerciales, y allá es donde está la estabilidad económica de la familia.

Ahora que está negociando en Brasil, ¿Es ésta una apuesta de Javier Reina por tener la selección Colombia más cerca?

Ese es mi gran propósito. Siempre estamos procurando lo mejor y ahora vienen otras metas como lo es la Selección de mayores. Esa es la principal causa de mi regreso del fútbol coreano a uno más nombrado. Estar en Brasil, que tiene uno de los mejores juegos del mundo, abrirá la opción para que Reina sea llamado más fácilmente.

Actualmente la Selección Colombia vive momentos de crisis y tensión por todo lo que pasó con Leonel Álvarez y ahora la búsqueda de su remplazo, ¿Qué opinión tiene al respecto?

En mi opinión deberían darles más continuidad a los técnicos para que puedan hacer un trabajo bien hecho. Yo creo que un equipo no se conforma fuerte en 2 o 3 meses, es muy difícil. Hasta los mejores técnicos del mundo necesitan de tiempo y a la Selección le hace falta eso. Continuidad en un técnico que logre moldear su proceso y con eso formar un buen grupo para dejar el país en alto que se lo merece.

Javier Reina es un jugador muy joven pero con amplia experiencia, ¿Qué metas tiene?

Hay muchos años por delante y una de mis principales metas es la selección Colombia. Hacer un nombre cada día, dejar una historia escrita en cada equipo, mi nombre y el del país en alto. Ser campeón, quiero ganar todo lo que pueda. Si se logra lo de Brasil, ser campeón del estadual, el brasileirao, clasificar a Copa Libertadores y Suramericana. Siempre estar en los campeonatos internacionales y así poder escribir más en a historia.

¿Cuál es el mensaje que tiene para la gente de @colombiagol y GolCaracol.com?

Felicitaciones de mi parte. Muy agradecido como colombiano y como jugador porque me he dado cuenta que son muy empeñados en seguirnos a los que militamos fuera del país. Eso nos llena de orgullo, saber que nos tienen presentes. Nosotros nos encargamos de abrirles las puertas a los colombianos que vienen atrás y saber que ese trabajo está siendo reconocido es satisfactorio para nosotros.