Enero 7, 2012

Bernardo Espinosa marcó el primer gol del 2012 en La Liga de España

Este resultado saca provisionalmente al Racing de los puestos de descenso, a expensas de lo que ocurra en otros partidos y deja al Zaragoza hundido en el último puesto de la tabla.

El año empezó en el Sardinero con un duelo entre los dos coleros de la categoría. El Racing salió con el equipo esperado, con Munitis en el banquillo y la responsabilidad en ataque en manos de Stuani, para que Acosta se moviera a la banda izquierda; mientras que en el Zaragoza el técnico Manolo Jiménez debutaba sentando a Oriol, cuyo puesto en banda derecha lo ocupó de salida Juan Carlos.

Con el agua al cuello, a ninguno de los dos equipos le servía el empate pero fueron los cántabros los que salieron con mayor vocación ofensiva tratando de profundizar por las bandas buscando la velocidad de Arana y Acosta.

Por primera vez en la temporada el Racing tenía la posesión ante un rival que defendía con las líneas muy juntas y que tenía muchas dificultades para salir con el balón controlado.

Así, cuando se diluía el ímpetu inicial del Racing, llegó una clara ocasión de los cántabros, al centrar Cisma un balón hacia el punto de penalti, que remató de cabeza Adrián sin encontrar portería. Y, poco después, Colsa enganchó una buena volea desde el vértice del área, pero Roberto reaccionó bien para despejar a saque de esquina.

A un minuto del descanso Roberto volvía a evitar un gol al reaccionar bien ante un remate de Stuani, que había recibido un pase desde línea de fondo de Adrián. Pero en el consiguiente saque de esquina, botado por Diop, nada pudo hacer ante el impecable remate de cabeza del colombiano Bernardo, que cruzó el balón al segundo palo para adelantar a los locales.

El panorama no cambió tras el descanso y el Racing siguió llevando la iniciativa volcando el juego hacia su flanco izquierdo, donde Acosta ponía en apuros a Juárez, pero sin acertar en el último pase.

Los mayores aplausos de la tarde fueron para Arana, cuando el centrocampista corrió desde un área a la otra, superando primero a un rival con un sombrero y, a continuación, a otro con un autopase, para acabar centrando a Stuani, cuyo remate en carrera fue despejado por Roberto.

El Racing defendía su exigua ventaja con cierta comodidad y una buena actuación de los centrales Torrejón y Bernardo, muy atentos a los balones que los maños colgaban al área, como único recurso ofensivo.

En la recta final del partido el Racing estuvo más cerca de aumentar su ventaja que de dejar escapar la victoria, frente a un Zaragoza que hizo su primer disparo en el minuto 86, con un contragolpe que culminó Luis García.

Y aún hubo tiempo para que Edu Oriol disparara desde casi treinta metros estrellando el balón en el travesaño. Dos acciones que metieron el miedo en el cuerpo a los cántabros y sirvieron de infructuoso acicate a los pupilos de Manolo Jiménez.

En los otros dos partidos que abrieron la fecha, la Real Sociedad empató a ceros con el Osasuna en San Sebastián. Lo mismo ocurrió con el Levante, cuarto en la clasificación, que dejó dos puntos en casa al igualar con el Mallorca sin anotaciones.