Febrero 14, 2012

Amaranto Perea le entregará un obsequio al Papa

La delegación del Atlético de Madrid estará compuesta por todo el consejo de administración del club, entrenadores del primer equipo y los 19 jugadores convocados para el partido del próximo jueves de la Liga Europa ante el Lazio, en una lista en la que son baja el portugués Tiago Mendes, Antonio López y Fran Mérida, los dos primeros por lesión y el tercero por no poder jugar el torneo continental, al haberlo disputado ya esta campaña con el Braga.

La expedición, que partirá esta tarde desde el aeropuerto de Barajas rumbo a la ciudad italiana, acudirá el miércoles por la mañana a la audiencia general del miércoles del Papa, que comenzará a las 10.30 am. (Hora de Italia) en el Aula Pablo VI del Vaticano.

Directivos, plantilla y cuerpo técnico del Atlético ocuparán un lugar preferente en la sala, donde, según informaron fuentes del club, Cerezo, Gil Marín, el entrenador argentino Diego Pablo Simeone y uno de los capitanes del equipo (el colombiano Luis Perea, Gabi Fernández o Álvaro Domínguez) entregarán obsequios al Papa.

El consejo de administración y la plantilla, además, tendrán una foto conjunta junto a Benedicto XVI. Posteriormente, los directivos serán recibidos por la embajadora española ante la Santa Sede, María Jesús Figa, mientras que los futbolistas y el cuerpo técnico tomarán rumbo al hotel para descansar antes del entrenamiento.

Esa es la agenda prevista por el equipo rojiblanco para la mañana de este miércoles, antes de la sesión preparatoria que completará la plantilla en el estadio Olímpico de Roma, escenario del encuentro, a las 6:00 p.m. (Hora de Italia). El jueves jugará el partido de la Liga Europa contra el conjunto italiano.

El Atlético ya asistió a dos audiencias generales del Papa en el Vaticano, la última el 19 de noviembre de 2003, con motivo del centenario de la entidad madrileña y en la que la representación rojiblanca, encabeza por Enrique Cerezo, su presidente, le entregó al Papa Juan Pablo II un lingote de plata con los escudos de la historia del club y una maqueta en bronce del Vicente Calderón.

La primera data del 30 de abril de 1997, en una audiencia general celebrada en la plaza de San Pedro, en la que Jesús Gil y Gil, entonces presidente del Atlético, obsequió a Juan Pablo II con reproducciones de los trofeos de Liga y Copa del Rey del 'doblete' conquistado por el equipo madrileño en la temporada 1995-96.

Temas relacionados: