Junio 16, 2012

Luis Suárez recibió la confianza para llevar a Honduras a Brasil 2014

Pese a los malos resultados, una derrota por 0-2 ante Panamá y un empate a cero con Canadá en las Eliminatorias, Suárez seguirá al frente del equipo hondureño que busca la clasificación a la Copa del Mundo y de la selección sub'23 que participará en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Callejas agregó que en la reunión que celebró esta semana el Comité Ejecutivo de la Fenafuth no se discutió nada sobre el entrenador Suárez y su equipo de trabajo, porque siguen al frente de la selección.

Además, el cuerpo técnico cuenta con el respaldo de la Comisión Nacional de Selecciones, según el dirigente deportivo.

El dirigente recalcó que lo bueno hubiera sido que el equipo comenzara ganando en casa el pasado día 8 ante Panamá, pero se dio "lo inesperado, perder".

En su opinión, la situación todavía es manejable porque de visita el 12 de junio se logró un punto ante Canadá y ahora habrá que esperar un triunfo en el encuentro de visita contra Cuba, en septiembre próximo.

La derrota y el empate de Honduras en su objetivo de clasificarse a Brasil 2014 ha provocado diversas reacciones entre aficionados, exjugadores y un sector de la prensa, muchas de ellas a favor de que Suárez no siga en la selección o que convoque para los próximos partidos a otros futbolistas.

Honduras busca de la mano de Suárez lograr su clasificación a un tercer mundial, después de haberlo hecho en los de España 1982 y Sudáfrica 2010.

Hace 30 años, el 16 de junio, Honduras debutaba en su primer mundial con empate 1-1 ante los anfitriones de España, lo que este sábado recordó a la prensa local.

El equipo centroamericano dio la sorpresa en España al irse arriba en el marcador al minuto siete con un gol de Héctor Zelaya, quien desde entonces se convirtió en una gloria viviente del fútbol hondureño. España tuvo que esperar para conseguir el empate hasta el minuto 65, por medio de Roberto López Ufarte, de penalti.

Honduras también igualó a un gol su segundo partido ante Irlanda y perdió por 0-1 contra Yugoslavia, mientras que en Sudáfrica 2010 no anotó y perdió los tres partidos ante Chile, España y Suiza.