Enero 24, 2013

Jackson Martínez supera a Falcao con Porto: ya tiene más anotaciones

Fuerte, técnico, gran rematador e inteligente desde el punto de vista táctico son algunos de los elogios que el exfutbolista de Jaguares de Chiapas despertó en la prensa y aficionados en sus primeros meses en Portugal, donde, completada la primera vuelta en Liga, ya presenta mejores registros que Radamel.

Los catorce tantos en los quince primeros partidos ligueros de Jackson mejoran ampliamente los logrados por el ‘Tigre' en la temporada de su debut en el equipo blanquiazul (10 dianas en 14 encuentros) y en la segunda y última (siete tantos en 13 participaciones).

Su repertorio goleador es también variado, aunque es especialista en los remates al primer toque. "Es un delantero centro a la antigua. Que va bien de cabeza, muy atlético, me recuerda al liberiano George Weah (exjugador del Milan)", llegó a decir sobre Jackson el legendario internacional portugués Paulo Futre.

Oriundo de una familia modesta, el delantero nacido en Quibdó hace 26 logró una rápida adaptación al fútbol luso, considerado tácticamente más exigente que el latinoamericano, y ya es su máximo goleador.

"Es siempre bueno marcar, he estado tranquilo y paciente. Hubo partidos en los que no hice gol, pero trabajé de la misma forma", manifestó Martínez después de lograr un doblete en el triunfo frente al Vitória Setúbal (0-3).

Más poderoso físicamente que Falcao (siete centímetros más alto y con tres kilos más de peso), también sabe combinar con los medios y extremos para abrir espacios en ataque.

En caso de seguir el mismo ritmo goleador, Jackson batiría los registros ligueros del actual ariete del Atlético de Madrid, que en el Porto acabó la Liga con 25 goles en la temporada 2009-2010 y 16 en la 2010-2011.

Apodado ‘Cha Cha Chá' por el mambo con el que su padre conmemoraba los goles cuando era futbolista, el ariete también presenta buenos registros en Europa, donde suma tres tantos en Champions, en la que ahora se medirá al Málaga en los octavos de final.

Con contrato hasta 2016 y una cláusula de rescisión de 40 millones de euros, el internacional colombiano está predestinado a seguir los pasos de Falcao, como el propio Futre pronosticó.

"Está en un club en el que triunfará y será vendido por cifras parecidas", declaró el emblemático jugador portugués.