Marzo 1, 2013

‘Mao’ Molina: una estrella que no deja de brillar en el exterior

Su carrera se inició en Envigado, equipo con el que debutó en 1997 con 17 años. Allí anotó 27 goles hasta su paso a Independiente Santa Fe en 2001, en el que marcó cinco pero tuvo unas destacadas actuaciones con el equipo de ‘Pecoso' Castro. En ese año, su logró más notable fue conseguir el único título internacional de mayores que tiene el país, la Copa América disputada en Colombia.

A esa selección llegó luego de pasar por el proceso Sub-17 y Sub-20 en los que marcó siete goles y fue campeón de los Juegos Bolivarianos de 1997 y el torneo Esperanzas de Toulon en 1999.

En 2002 paso a jugar con Independiente Medellín hasta 2003, periodo en el que consiguió su primer título de clubes y fue elegido como el Mejor Jugador de la Copa Libertadores, luego volvería en 2005. El título y sus buenas presentaciones, lo pusieron dentro del exclusivo cuadro de ídolos del ‘poderoso'.

Entre 2003 y 2004 empezó su carrera en el exterior, así mismo llegó su primer gol con la mayores de Colombia, en la Copa Oro. En esa temporada emigró a México para jugar con el Morelia, club con el que solo logró anotar en una ocasión. Luego, para el segundo semestre del 2004, su destino fue el Al-Ain de Emiratos Árabes Unidos, donde no logró marcar goles.

El destino de ‘Mao', ahora era Argentina, y San Lorenzo su equipo. La hinchada del ‘cuervo' lo esperaba con ansiedad. Sus características de buen pie y visión de juego eran la expectativa. Sin poder figurar mucho, se marchó del equipo de Almagro para regresar a su casa, el ‘DIM'. Con el ‘poderoso de la montaña' terminaría anotando 30 goles durante sus etapas.

En 2007 nuevamente salía del país, hacía el sur del continente, está vez para Paraguay, el equipo Olimpia sería su nueva casa. Con los franjeados fue figura. Su fútbol comenzó a acoplarse a vivir lejos de casa. Tan sólo un semestre le bastó para ser ídolo del equipo y firmar su viaje al fútbol europeo.

El Estrella Roja de Belgrado, equipo histórico del fútbol del viejo continente, se hizo de los servicios del colombiano, allá tan sólo estuvo un semestre. Era muy pronto para partir tan lejos, sin embargo, Molina le brindó tres anotaciones a su equipo.

Con sus características como jugador, su técnica y su buen juego eran los mejores argumentos para fichar por el fútbol brasilero. Molina firmó con el Santos de ese país, donde jugó un año completo.

Con el ‘peixe', club del ‘Rey' Pelé, alcanzó 17 goles entre el Brasileirao y el Paulista, torneo Estadual. Con sus buenas actuaciones, Molina dejó una importante huella en el equipo santista. Hoy en día, hace parte del muro de ídolos del club, en su sede.

Corría el segundo semestre del 2009 y ‘Mao' emprendió su viaje más largo, pero el más fructífero. Llegó a Corea del Sur, cuando su liga comenzaba el camino en ascenso. Luego de ser sede del mundial del 2002, la liga asiática tomaba forma, la infraestructura y el dinero estaban a la altura de los grandes torneos del mundo.

Su primer equipo fue el Seongnam Ilhwa y lo sería hasta el 2010. Con ellos logró su segundo título, para su palmarés personal. No iban por poco, Molina y su equipo se coronaron campeones de la Asia Champions League al vencer 1-3 al Zob Ahan de Irán. La alegría no acabó allí, ya que gracias a esa conquista ganaron un cupo en el Mundial de Clubes. 

Para ese torneo, el colombiano firmaría su mejor actuación internacional con un club. En Emiratos Arabes, país donde el fútbol no le había permitido triunfar, le daba una nueva oportunidad, esta vez con un equipo Coreano. Allá, Molina marcaría tres goles y sería el máximo anotador del Mundial de Clubes 2010. Así finalizó su ciclo en el club de la ciudad de Seongnam con 35 anotaciones. 

Luego ‘Mao' partiría a uno de los equipos más populares de Corea, el Seoul. En su primera temporada anotó 10 goles, tan solo en la K-League y su equipo terminó en el tercer lugar.

La segunda parte allí sería la más importante. 18 goles en Liga, 19 pases a gol (la mejor marca de la liga) y el título llenarían los números del antioqueño en esa temporada. En total fueron 28 anotaciones en toda la competencia, contando copas.

Actualmente sigue con ellos y ya empezó a ser protagonista. Esperando el inicio de la Liga coreana, que arranca este sábado, el Seoul enfrentó su primer partido de la Asia Champions League, el cual ganó cómodamente 5-1 a Jiangsu Sainty de China. Como si fuera poco, ‘Mao' anotó y asistió, nuevamente, para dejar en puntos suspensivos su extenso y exitoso andar.

Temas relacionados: