Noviembre 17, 2016

Reinaldo Rueda, el hombre que unió el buen fútbol y los títulos en Nacional

Rueda, quien nació el 16 de abril de 1957, en Cali, Valle del Cauca, supo que su vida iba a estar ligada junto a un balón de fútbol y por ello probó suerte como futbolista, sin embargo, nunca pudo jugar a nivel profesional y sus incursiones en las canchas quedaron plasmadas en equipos amateurs, divisiones inferiores y posteriormente en la universidad.

Precisamente, estudió Educación Física y Salud en la Universidad del Valle y posteriormente viajó a Europa, en donde hizo su postgrado en la Escuela Superior de Deportes de Alemania.


En 1994, tuvo su primera oportunidad en el banquillo técnico en la rama profesional en el Cortuluá, equipo en el que estuvo por tres años, posteriormente llegó al Deportivo Cali, en donde trabajó hasta septiembre de 1998.


Ya en 2002, tuvo un paso fugaz por el Independiente Medellín por cuatros meses, ya que pasó a ser el entrenador de las selecciones juveniles de Colombia.


Llevó las riendas de la Sub- 17, Sub- 20, Sub- 21 y Sub- 23, incluso tuvo la oportunidad para dirigir la selección de mayores para la eliminatoria de Alemania 2006, pero no logró la clasificación, situación que lo obligó a dejar el cargo.


Luego, en 2007, se convirtió en técnico de Honduras, elenco al cual clasificó al Mundial de Sudáfrica en 2010. Su participación en dichas justas terminó en la primera fase del evento.


Su carrera continuó dirigiendo a Ecuador. Con el hermano país, también clasificó al Mundial de Brasil 2014, pero tampoco superó la primera fase del Mundial.



Llegada a Nacional


A comienzos del mes de junio de 2015, se dio a conocer que sería el nuevo timonel de Atlético Nacional, sustituyendo a Juan Carlos Osorio.


En su primer semestre, logró la estrella de final de año y posteriormente se consagró como campeón de la Superliga al doblegar al Deportivo Cali.


Pero el gran desafío llegó en el primer semestre de 2016. La Copa Libertadores era el gran objetivo de Rueda y de los directivos de Nacional que lo trajeron al equipo.


Luego de una excelente campaña, en donde los números lo avalaron como el mejor equipo del certamen, los ‘verdolagas' lograron consagrarse como campeones de América tras imponerse ante la sorpresa del torneo, Independiente del Valle.


Ahora, con la consecución de la Copa Águila, Rueda y Nacional celebran su cuarto título y no se cansan de ratificar el buen momento por el que pasa este idilio futbolístico.

Temas relacionados: