Marzo 12, 2015

¡Partidazo en Palmaseca! Cali derrotó 3-2 a Junior y ya es tercero en la Liga

Se esperaba un juego lleno de emociones por el presente del Deportivo Cali y Atlético Junior y así fue. Se marcaron cinco tantos, se generaron muchas llegadas de gol, los arqueros fueron protagonistas, el árbitro Andrés Rojas expulsó a cuatro jugadores y sancionó dos penas máximas.

El primer aviso fue del conjunto local tras un tiro libre ejecutado al minuto 17, ya que el paraguayo Nery Bareiro apareció en el área, desnudando la falencia del Cali durante este torneo: el juego aéreo en defensa, y cabeceó con potencia, pero el cancerbero Ernesto Hernández reaccionó de gran manera para despejar el peligro.

Sin embargo, un minuto más tarde, a Frank Fabra le rebotó un centro desde el costado oriental, por lo que el esférico le quedó a Roberto Ovelar para sentenciar el 0-1 de la noche.

Tras esa anotación despertó el Cali, comenzó a darle manejo al balón y sobre el minuto 25 estuvo cerca la igualdad. Harold Preciado le bajó la redonda a Rafael Santos Borré, quien definió de media volea y su disparo fue desviado al tiro de esquina por el guardameta Sebastián Viera.

En ese cobro de esquina, Borré se levantó en el área y cabeceó muy bien, pero mejor estuvo Viera, quien volvió a enviar al saque de esquina. En esa acción volvió a ser figura el guardameta juniorista al sacar un remate de Juan Carlos Guazá.

Diez minutos más tarde llegó la alegría para los ‘azucareros'. Fabra recibió un cambio de frente de Helibelton Palacios y, aprovechando la mala salida de Viera, cambió otra vez de sector para que apareciera Preciado y marcara el 1-1 parcial.

Pero las emociones no pararon en el primer tiempo, debido a que, a falta de dos minutos para que los equipos se fueran al descanso, Macnelly Torres cobró un tiro libre, en el segundo palo apareció Ovelar, quien centró, y luego Edison Toloza se elevó para convertir el 1-2 con su cabeza.

El deseo de los ‘verdiblancos' era no dejar que el rival saliera vencedor en una noche en la que ellos habían hecho la fiesta, por eso desde el inicio de la parte complementaria buscaron llegar rápidamente al empate.

Sobre los 47 minutos, Yerson Candelo hizo una gran habilitación para Santos Borré y éste, al querer definir de primera y al palo más lejano de Viera, terminó enviando el balón por fuera, aunque pasó muy cerca al vertical.

Al 49', Junior se quedó con 10 hombres, ya que la fuerte entrada de Guillermo Celís sobre David Mendieta, hizo que el central Rojas lo expulsara.

A partir de allí el Cali buscó todos los medios para conseguir el empate y poder lograr la remontada.

Juan Carlos Guazá fue uno de los que quiso cambiar el marcador, pero su disparo de media distancia no bajó rápidamente y quedó en el techo del arco defendido por Viera.

Pero cuando el cronómetro marcaba el minuto 68, Bareiro le cometió una pena máxima a Harold Preciado que el árbitro no dudó en señalar. El mismo Preciado fue el encargado de cobrar y enviar el balón al fondo de la red para el 2-2 que encendió los ánimos de los aficionados.

Juan Guillermo Domínguez intentó empañar la fiesta con un zurdazo entrando al área, mas el horizontal le dijo no al lateral ‘tiburón'.

La respuesta del Cali fue inmediata y Mendieta intentó de media distancia con un fuerte remate templado que el arquero Alexis Viera mandó al tiro de esquina.

Luego, al 76', Fabra intentó vulnerar a Viera con un disparo cruzado, el esférico pasó por un lado del cancerbero y después Borré se estiró para empujarlo y convertir el tercero, pero su esfuerzo no fue suficiente.

Yerson Candelo, tras un pase de Palacios, sacó provecho del espacio que dejó el rival para rematar, aunque nuevamente Viera se exigió y evitó el gol.

Al minuto 90, Michael Ortega se preparaba para cobrar un tiro libre y en ese momento el árbitro expulsó a Toloza, dejando así al Junior con nueve jugadores. La ejecución del volante fue a dar a las manos de Hernández.

El siguiente expulsado de la noche fue Santos Borré, quien cometió una falta en la mitad del terreno y se ganó la segunda amarilla.

A pesar de estar en el minuto 93, el Cali no se rendía y seguía al ataque en busca del tanto del triunfo. Fue entonces cuando el central Rojas decretó una nueva pena máxima, esta vez fue sobre Cristian Nasuti, pero el victimario había sido otra vez Bareiro, así que vio la segunda cartulina amarilla y por ende la roja.

Era la última acción del compromiso y el balón lo agarró Miguel Ángel Murillo, quien había entrado apenas segundos antes. Definió al palo derecho de Viera y, aunque el uruguayo adivinó el lado, el esférico ingresó para sentenciar el 3-2 final.

Con esta victoria, Cali llegó a 17 puntos y se ubica en la tercera casilla de la tabla, apenas un punto por debajo del líder Envigado y con las mismas unidades que el Medellín, equipo que le gana la posición por diferencia de gol. Junior, por su parte, está en la posición 13 con 10 puntos.

El próximo domingo, en el marco de la fecha décima de la Liga Águila, la de clásicos, Cali visitará el Cortuluá, juego programado para las 6:00 p.m. De otro lado, Junior, sobre las 8:00 p.m., se enfrentará a Uniautónoma.

Ficha técnica: