Mayo 26, 2015

La era Osorio: tres años de logros nacionales, pero con desilusiones a nivel internacional


Puntos altos:



1. Ganador en Colombia.
Las 3 ligas, 2 copas Colombia y 1 superliga obtenidas son un gran aporte para el palmarés del equipo.


2. Gran visitante.
Pocos equipos con tantos triunfos a domicilio, ganó 53 de los 117 partidos jugados.


3. Definió en el último minuto.
La capacidad física y la fortaleza mental de Nacional en los remates de los partidos le permitieron a Nacional salvar clasificaciones y logar títulos con goles como el de Juan David Valencia ante Itagüí en los cuadrangulares del 2013-l, los que marcó ante Atlético Mineiro con Sherman Cárdenas en Medellín y Jefferson Duque en Brasil en la libertadores del año anterior; el de Valoy ante Junior en el título del 2014-l y el de Luis Carlos Ruiz en la copa Libertadores de este año ante Barcelona, entre los muchos que logró de la misma manera.


4. Vencedor en los clásicos.
Nada más importante para un hincha que el partido ante el rival de patio, en eso Osorio fue amo y señor, de 14 clásicos por liga solo perdió 2 y ganó 7.


5. Goles de fuera del área y con pelota quieta.
No es común en Colombia ver un equipo con tan buena cantidad de goles de media distancia con jugadores como: Nájera, Bernal, Cardona, Sherman, Bocanegra y Valencia y de tiro libre con: Sherman, Ruíz, Cardona, Valencia, Pajoy y Diego Arias y esto fue sin duda uno de sus pilares en los títulos conseguidos.



6. Nuevo lenguaje.
Osorio, con su terminología, aportó nuevas palabras al vocabulario del futbol colombiano con términos como: juego interno, juego por las bandas, transiciones rápidas, circulación de juego, futbol elaborado volante llegador, volante filtrador, volante resolutivo, volante mentiroso, falso nueve, falso extremo, tercio defensivo y ofensivo, pelota recta, pelota cruzada, medio centro, zona 14, desmarque de ruptura, desmarque de apoyo, periodización táctica y memoria operativa.


7. El hombre record.
Los registros que logró en el segundo semestre del 2013 quedarán para siempre: 29 juegos sin perder, 9 juegos ganados en línea, 11 triunfos consecutivos como visitante y 1046 minutos de Armani sin recibir gol.



8. Gran manejador.
En estos 3 años no hubo ningún brote de mala conducta en el equipo, Osorio impuso su autoridad con un muy buen manejo de grupo.


9. Levantó varios jugadores.
El crecimiento de muchos elementos en manos de Osorio fue notable: Sherman Cárdenas, Alexis Henríquez, Farid Díaz, Stefan Medina, Wilder Guisao, Orlando Berrío y Franco Armani entre otros.



10. Exportador.
Los ingresos generados al club por la venta de jugadores fueron por más de 20 millones de dólares, entre ellos: Avilés Hurtado, Jhon Pajoy, Stefan Medina, Macnelly Torres, Edwin Cardona, Alexander Mejía y Sherman Cárdenas.


11. La gran nómina.
Conformó muy bien un plantel de 30 jugadores, la mayoría con experiencia, ya sea a nivel internacional o en selección Colombia. Este año, por ejemplo, tuvo 10 atacantes (Ruíz, Velásquez, Zeballos, Copete, Berrío, ‘Manga' Escobar, Duque, Rangel, Quiñonez y J. D. Valencia).



12. Siempre tuvo mercado:
Fueron muchas las ofertas que recibió en estos tres años de equipos de Chile, México, Brasil y de las selecciones de Costa Rica, Bolivia, Honduras, Perú, y Canadá.


Puntos bajos:


1. La triple rotación.
Este fue el tema más polémico y el que al final lo terminó desgastando frente a los hinchas. Osorio no solo rotaba la nómina, sino también el modulo y las posiciones de los jugadores en el campo; este método le alcanzó en el medio pero afuera los rivales de más categoría, siempre le cobraron la falta de estabilidad en la plantilla y en el esquema.


2. Fútbol inexpresivo.
La propuesta futbolística del equipo basada en un juego largo y aéreo no fue la que históricamente le dio los grandes triunfos a Nacional que lo hicieron llamar el Rey De Copas. En este equipo no solo importó el qué, sino el cómo y en eso el fútbol de Osorio nunca le llegó al corazón del hincha.


3. Los altibajos.
La irregularidad del equipo en estos tres años (con excepción del segundo semestre del 2013), fueron el común denominador, 1 o 2 partidos buenos y varios sin encontrar el nivel, marcaba un gol y le entregaba el balón al rival, le costó mucho sostener resultados. No tuvo continuidad en su juego ni en su rendimiento, no obstante, obtuvo buenso resultados.
4. No remontó. Son muy pocos los juegos donde Nacional logró superar al rival después de ir abajo en el marcador, solo lo hizo 8 veces en el último año y medio (2014-2015).


5. No ganó afuera.
En las cuatro copas que jugó no pudo obtener su gran objetivo que era lograr un torneo internacional, que está esquivo para el equipo desde el año 2000 y quizás será la mayor frustración que quedará de este proceso.


6. Sin goleador.
Por la falta de continuidad ningún goleador de Nacional se pudo consolidar en estos 3 años, entre ellos: Uribe, Ángel, Tréllez, Páez, Duque, Ruíz, Velasquez y Zeballos.

7. No miró la cantera. Su gran lunar fue la poca promoción de las divisiones menores del equipo y de jugadores de la tierra, no tuvo en cuenta por ejemplo los jugadores de la selección Colombia Sub-20, Dávinson Sánchez y Brayan Rovira.



8. El caso Vargas-Armani.
Para nadie es un secreto que la gran figura de Nacional hasta Diciembre fue Armani, arquero salvador de derrotas y hacedor de títulos, por esa razón causó gran sorpresa el anuncio de la traída de Camilo Vargas.


9. Sin un gran respaldo.
Es increíble que un entrenador que gana 6 títulos en 3 años, siempre tuvo contradictores y estuvo resistido por parte de la afición.



10. La libretica y el papelito.
No deja de ser extraño ver a un entrenador con la cabeza agachada apuntando detalles en pleno juego perdiéndose algunas acciones, se dice que para eso están sus asistentes.


11. David y Goliat.
En estos 3 años fueron muchos los chicos que se le crecieron a Nacional, entre los casos más recordados fueron los de Defensor Sporting, Barcelona, General Díaz, Patriotas, Huila, Cortuluá, Equidad, Chicó, Cúcuta y Pasto.


12. Las ruedas de prensa:
Las explicaciones de Osorio pocas veces fueron satisfactorias en las conferencias de prensa, se volvieron reiterativas y de poca autocritica.



13. Las contrataciones:
No le fue bien con varios jugadores como Micolta, Pajoy, Uribe, Jhonatan Álvarez, Diego Arias, César Quintero, ‘Neco' Martínez, Peralta, Tréllez, Páez, Otálvaro, Velásquez, Zeballos, Rangel, ‘Manga' Escobar, ‘Alcatraz' y acertó con Nájera, Duque, Sherman, Bocanegra, Berrío, Cardona, Ruíz, Copete, Guerra y Vargas. Trajo otros jugadores como Ángel, Palomino y Yulián Mejía con altas y bajas.


14. Su gran olvido:
El jugador que no recibió las oportunidades que merecía fue Sebastian Perez que cada vez que lo utilizó, jugó bien.

Por Luis Arturo Henao.