Agosto 18, 2015

La historia del hongo que enfermó el gramado de El Campín

El estado de deterioro que se ha podido observar las últimas semanas en la grama del estadio Nemesio Camacho El Campín, de Bogotá, ha generado malestar y se ha revivido el debate sobre si se debe prestar o no el escenario deportivo para otros eventos diferentes al fútbol.

Debido a esto, el IDRD realizó este martes una rueda de prensa en la cual explicó el porqué algunos desperfectos en el terreno de juego.

Vea en fotos: Así avanza la recuperación de la grama del estadio El Campín.

Juan Carlos Salamanca, gerente de Equiver LTDA, empresa encargada del mantenimiento de la gramilla de El Campín, aseveró que el hongo Rhizoctonia es el que afectó el césped.

"Se da en todo el país y se manifiesta en círculos, ataca la raíz y la vuelve amarilla. Se puede dar por el cambio de clima y se propaga a través de los guayos, pájaros y por el mismo aire", explicó Salamanca.

Este hongo, que "fue traído por las selecciones internacionales que entrenaron y compitieron en diferentes estadios de Bogotá (Campincito, Techo y El Campín) durante la disputa del Mundial Sub-20 en 2011", como explica el IDRD en un comunicado, reapareció a mediados de junio de este año, antes del arranque de la Liga 2015-II, y se atacó de inmediato.

"De 30 a 45 días dura el hongo, esta vez tuvo una mutación fuerte en las primeras dos semanas, pero ya está totalmente controlado", confesó el gerente de Equiver, quien aseguró que la grama del estadio, la cual se llama kikuyu grass, resiste heladas y es la que se encuentra en toda la sabana de Cundinamarca.

Por su parte, Aldo Enrique Cadena, director del IDRD, resaltó que el terreno está en "perfectas condiciones" y que las manchas que se pueden observar al sol de hoy "no tienen nada que ver con el concierto". "Es por el hongo, que también se encuentra en El Campincito, en campos de golf y en el parque Simón Bolívar", subrayó.

Además, sobre el cuestionamiento del uso del estadio para conciertos, Cadena respondió: "el préstamo se basa en la Ley 1.493 del 2011, que plantea la necesidad y obligación de hacerlo mientras no haya otro escenario, y en el decreto 599 de 2013, que dice que máximo pueden realizarse 12 préstamos al año. El concierto no afectó el tratamiento que se ha venido haciendo, en cada espectáculo de estos se invierten 50 millones de pesos en la recuperación. Aparte, el IDRD destina anualmente 150 millones al mantenimiento de El Campín".

A esto, Juan Carlos Salamanca agregó que "cuando se hacen conciertos hay un protocolo estricto y lo que se hace es prepararlo antes y después para que no se afecte la estructura, el color, la textura y la nivelación del campo".

Tanto Salamanca como Cadena expresaron que los equipos de la capital, Millonarios y Santa Fe, no se han quejado e hicieron unas pruebas para demostrar que el balón sigue rebotando normalmente.

Temas relacionados: