Agosto 20, 2015

Eduardo Pimentel manifestó que Chicó no podrá cumplir con los juegos de local

Debido al arreglo de la grama en el que se encuentra el estadio la Independencia de Tunja, el Boyacá Chicó lleva tres partidos aplazados, todos los que debía jugar de local. Aunque este jueves el estadio Metropolitano de Techo será su casa cuando enfrente al Once Caldas por la séptima fecha de la Liga Águila, a partir de las 8:00 de la noche.

Pero esta mañana Pimentel fue directo en su cuenta de Twitter y declaró que el equipo no puede soportar más esta situación. "Manifestamos a la Dimayor, a la gobernación y a nuestra hinchada que no disponemos de recursos, ni de estadio para cumplir con el torneo".

El argumento de Pimentel para que el equipo no se presente en los partidos de local, es el tiempo de entrega del escenario deportivo. En un principio, la grama de La Independencia debía estar lista a final de este mes, pero según expertos consultados por el dirigente y que evaluaron las condiciones del estado del terreno de juego, no estará listo en los próximos días, sino hasta octubre.

"Para que queden todos informados, personas expertas en el tema y que visitaron la cancha, aseguran que no se podrá usar antes de dos meses, catástrofe", escribió en su cuenta de Twitter.

Tras estas circunstancias, los desplazamientos afectan al presupuesto y a la hinchada del equipo boyacense, por lo que es imposible jugar estos encuentros. Además, el dirigente declaró que estos trabajos comenzaron 10 días antes del comienzo del campeonato por determinación de Indeportes que estaba bajo la dirección de Giovany Pardo, quien renunció un día después de haber comenzado los arreglos a la grama.

De esta manera habrá que esperar lo sucedido en las próximas horas cuando Eduardo Pimentel se reúna con los dirigentes de Patriotas, el otro equipo afectado por esta situación, y el nuevo director de Indeportes, quien informará la fecha exacta sobre la entrega del escenario deportivo.

 

Temas relacionados: