Octubre 31, 2015

Listo el Murillo Toro

La última fase de adecuación y reconstrucción del estadio Manuel Murillo Toro se cumplió de acuerdo con el cronograma establecido por el ingeniero Mario Fernando Espitia. Contractualmente, el coliseo debía entregarse el seis de noviembre, pero gracias a la celeridad de la firma constructora MYG Proyectos, se pudo abrir el 31 de octubre.

El estadio quedó certificado con los máximos estándares exigidos por la FIFA. Para juegos de carácter internacional. El nuevo escenario tiene un aforo de veintiocho mil espectadores, cómodamente sentados. La tribuna occidental fue reconstruida en un cincuenta por ciento y se le instalaron 6500 sillas de plástico. También se amplió el palco VIP y se diseñaron los camerinos de última generación con todas las comodidades y exigencias hechas por la Federación Internacional de Fútbol Asociado. De igual forma, se hizo un túnel que les permite a los dos equipos salir al campo de juego por el centro de la tribuna de preferencia. Las gradas del sector oriental, también cuentan con 4800 sillas, en donde se destaca el nombre de la capital tolimense.

 


LA CANCHA

La cancha, que fue modificada en su totalidad, quedó con una dimensión de 105 metros de largo por 70 de ancho, según petición hecha por el Deportes Tolima. Al campo de juego se le instaló un drenaje con sistema de riego automático, que permite mojarla por sectores, programando la hora y el día exacto para irrigar el césped. Los aspersores se hacen invisibles para los jugadores y el público una vez que se contraen entre la gramilla.

El pasto, tipo Bermuda, que se sembró el pasado 11 de julio, , creció normalmente y está en inmejorables condiciones, a pesar del fuerte calor que reina en la capital musical de América. La pista atlética fue reemplazada por grama sintética, quedando un marco de 111 m por 72. El Deportes Tolima estrenará una de las mejores canchas del país, luego de jugar durante muchos años en un campo considerado por los deportistas como el peor de Colombia.

 


LA ILUMINACIÓN

En el presupuesto inicial, de catorce mil millones de pesos para la adecuación del estadio, no estaba programado el arreglo del fluido eléctrico. Sin embargo, la Alcaldía de Ibagué y la Gobernación del Tolima, ante la urgente necesidad de iluminar el estadio para partidos internacionales en señal HD, giraron un dinero adicional por $ 1200 millones. Esta inversión permitió pasar de 750 lúmenes a 950 (la potencia de la luz).

También se equilibró el sistema total de luces del estadio debido a que una de las torres era más alta que las otras, de tal manera que la luz que se proyectaba sobre el campo de juego era dispareja. Se instalaron treinta y dos lámparas nuevas, marca Philips, de dos mil vatios de potencia cada una. Se espera que estas nuevas luminarias brinden una mejor incandescencia, y que automáticamente iluminen mejor el gramado del estadio, dando una mejor calidad de imagen cuando se transmita en formato HD.

Las cabinas de radio, que tampoco estaban programadas para rediseñar, tuvieron algunas reformas, sobre todo en el plano estético. Y la cabina de televisión quedó ubicada en el sector suroccidental, con una plataforma especial para poner una cámara en ella.

Temas relacionados: