Septiembre 4, 2011

Reviva el 4-0 con el que Junior castigó al Quindío

Efectivo en ataque y con un ‘ángel guardían' custodiando su portería ganó Junior este sábado el que pudo ser el último juego del técnico Jorge Luis Pinto, quien se irá a dirigir a la selección de Costa Rica.

Los barranquilleros, incapaces de anotar en sus dos juegos anteriores de la Liga Postobón II (perdieron 0-3 ante Real Cartagena y empataron 0-0 con Tolima), se destaparon en ataque con un inspirado Cortés que consiguió tripleta y un, como siempre, peligroso Carlos Bacca que se encargó de cerrar la cuenta.

Pero no todo fue alegría para la afición rojiblanca durante los 90 minutos del juego. Quindío no fue a encerrarse en defensa y creó múltiples opciones de gol, sobre todo en el segundo tiempo, que hicieron del guardameta local Viera una de las figuras del partido.

El uruguayo tuvo cinco paradas excepcionales que desmoralizaron por completo a la artillería ‘cafetera' encabezada por el veterano Hamilton Ricard, quien solo atinaba a tomarse la cabeza cada vez que Viera contenía.

Junior se fue adelante en el marcador al minuto 9 de la primera parte  tras un centro lanzado desde el costado izquierdo que empujó al fondo de la red Cortés con su cabeza.

Aunque Quindío trató de reaccionar y buscó hacerse al balón, el equipo de casa lo ‘anestesió' con un nuevo golpe solo nueve minutos después de haberle propinado el primero.

Para no perder la costumbre anotadora, el mismo ‘Curro' sacó provecho de una pared con su socio del gol Bacca y, nuevamente de cabeza, decretó el 2-0.

El tanto parecía definitivo. Sin embargo los aguerridos visitantes no bajaron los brazos y a través de tiro libre de Ricard estuvieron a punto de lograr el descuento. Pero el objetivo no fue cumplido gracias a la espectacular atajada a ras de piso de Viera.

En la etapa complementaria las emociones se multiplicaron. Quindío salió a empatar o ser goleado y adelantó sus líneas hasta tal punto de arrinconar al Junior.

El tanto del descuento ‘cafetero' estaba caliente. A Viera nuevamente le tocó 'volar de palo a palo' ante remates de Ricard y William Tesillo para evitar la caída de su cabaña.

Pero definitivamente, el destino tenía todo escrito para que el triunfo fuera juniorista. Cuando mejor jugaba Quindío, una desconcentración de su defensa terminó con una mano en el área y la sanción del tiro penalti.

Cortés hizo valer su buen momento y con toque sutil que descontroló al arquero Alejandro Otero, decretó al minuto 68 el 3-0 y su tripleta personal.

Aunque la ‘puntilla' se creía ya clavada, con un Quindío ya desparramado, Carlos Bacca quizo darse un último lujo. El delantero enfrentó en velocidad a la defensa visitante, hizo un túnel en el camino y se perfiló para ubicar el esférico a todo el ángulo de la mano derecha de un Otero que solo atinó a ver la cuarta anotación. 

La faena se había redondeado. Junior se quitó con goleada la presión de una semana difícil, en la que fue centro de atención por las decisiones de Pinto. Ahora el equipo deberá esperar a que este domingo su presidente, Antonio Char, esclarezca el rumbo técnico de la institución.

Conozca aquí las estadísticas del jugo.

Temas relacionados: