Noviembre 3, 2011

¡Con Mosquera es a otro precio! América 1-2 Medellín

Cuando Luis Fernando Mosquera quiere jugar al fútbol puede ser el mejor volante de armado de este país, y lo demostró cuando llevó al título al Medellín en el 2009. El problema es que muchas veces no se le da la gana de ratificarlo. Afortunadamente para el Poderoso, este miércoles frente al América lo hizo.

El partido de Mosquera fue perfecto. Manejó tiempos, tiró pelotazos increíbles, a punta de remates de media distancia mostró que Julián Viáfara es un señor arquero y fue el responsable de los dos goles: del primero al habilitar maravillosamente a Santiago Tréllez y del segundo al rematar in extremis y acabar con una igualdad que se antojaba justa.

Porque fue un partidazo que cualquiera de los dos pudo ganar y el 1-1 se veía como una muestra de justicia. Sin embargo, el primero en pegar fue el DIM, precisamente con Mosquera que en un tiro libre al minuto 9 hizo lucir a Viáfara.

Dos minutos después el 'Mosco' tiró ese pase magistral del que se habló párrafos antes para que Tréllez fusilara al arquero americano y pusiera un sorpresivo 0-1. A fin de cuentas, el Medellín era la cenicienta de esta historia y no sólo por jugar como visitante, sino porque sus tres derrotas consecutivas, sus ocho juegos sin ganar y los rumores de los problemas internos en el equipo no eran el mejor preámbulo para el juego.

Pero si algo tiene el América es voluntad. Su hinchada (entre la que hay que contar a los propios jugadores), llena de fe a este equipo que nunca se da por vencido. Por eso el empate llegó rápido, al 28, con un penal muy bien cobrado por Artigas.

El juego se volvió una vorágine de emociones: Tréllez se estrelló con Viáfara, 'Brecas' acabó cualquier opción rival y, para el segundo tiempo, la cosa se puso peor. Un deslucido y muy estático 'Tigre' Castillo fue sustituido por Mario Abadía, quien entró a hacer pesar el papel de un 9 de área, cabeceador, chocador y complicado en el hombre a hombre.

A los 17 el heredero de la dinastía Abadía desperdició un gran desborde de Alex del Castillo y cabeceó por fuera, cosa que repetiría varias veces hasta el final del partido, la más lamentada al 32 cuando Artigas se la puso en la frente y él la tiró por el costado externo del palo derecho de Castillo.

Por supuesto, Medellín también tuvo lo suyo, siempre bajo la égida de Mosquera quien protagonizó paredes magníficas, como esa del minuto 27 cuando Jaime Castrillón quedó mano a mano con Viáfara y la pateó por fuera.

Sí, el empate parecía justo, pero llegó ese tiro libre en el último minuto de juego. Un remate que le tocaron a Luis Fernando para que acabara con el partido, con la mala racha del Poderoso, con su ostracismo y, sobre todo, con ese discursito de que este Medellín no tiene con qué.

Sí tiene, lo que pasa es que tal vez decidió mostrarlo muy tarde... 

Repase las estadísticas del juego en: http://www.caracoltv.com/golcaracol/detallepartido?game=122081&cup=colombia