Noviembre 20, 2011

Con estos goles, Tolima perdió 1-2 con Envigado en Ibagué

Era un duelo de más de tres puntos. Si Tolima derrotaba a Envigado le iba a quitar su puesto entre los ocho; si pasaba lo contrario, como al final sucedió, los naranjas prácticamente se clasificarían a los cuartos de final o, como mínimo, quedarían al borde de la clasificación. En cambio Tolima...

Lo cierto es que el local no tuvo la mejor de las presentaciones. Una vez más Hernán Torres dejó en el banco a Rafael Castillo, el hombre que suele resolverle los partidos, y por supuesto esto se vio en que el dueño de la pelota fue el visitante.

Envigado comenzó el partido dominando, pero la dinámica de Cristian Marrugo igualó las acciones. Si el partido no se hubiese jugado en el barrizal triste en que se ha convertido la cancha del Murillo Toro, habría sido un duelo de alto vuelo pues en la primera parte vimos buen fútbol por cada bando, especialmente en los pies de Neider Morantes y su nuevo protegido -Yulián Mejía- en Envigado y, desde el minuto 31, en Castillo por el Tolima, quien ingresó por el lesionado Danovis Banguero.

Sin embargo, la cancha dura facilitó el juego ídem, y Jhon Hurtado fue expulsado al minuto 41 por una seguidilla de entradas sin medida. Con uno menos al Tolima se le venía el mundo encima, pero Castillo se encargó de dar una chispa de alegría: habilitó a Diego Cabrera justo antes de que terminara el primer tiempo, y el boliviano no perdonó y puso el 1-0.

Era cuestión de aguantar, pero Envigado se asumió como el equipo con la ventaja numérica, y la hizo efectiva: antes del minuto 10 de la segunda parte ya las cosas estaban 1-1 gracias a un zapatazo hermoso de Mejía que dejó sin reacción a Antony Silva.

Tolima no supo cómo controlar el embate naranja, que sacó papeles del medio campo y lo hizo suyo por justicia, y al 16 llegó el 1-2 después de una gran tocata que culminó con el remate de Nelson Lemus.

Envigado, por supuesto, fue a por más pero no tuvo pegada, por una parte, y por otra Silva fue muy seguro. Tolima, en cambio, adoleció de piernas y en inferioridad numérica no supo cómo controlar el embate, aunque también tuvo buenas opciones en la especialidad de la casa, el contragolpe.

La victoria dejó a Envigado con 25 puntos y muy cerca de la clasificación. Tolima, con 21, sigue vivo pero ahora está obligado a ganarle a Equidad en Bogotá y cerrar el torneo con la calculadora en mano frente a América.

A fin de cuentas, si no se mete en los cuartos de final perderá su ventaja en la reclasificación y podría quedarse sin un torneo internacional en el 2012. 

Todos los detalles del partido en: http://www.caracoltv.com/golcaracol/detallepartido?game=122107&cup=colombia