Noviembre 27, 2011

Boyacá Chicó empató con Cúcuta y no cerrará en casa en el playoff

Aunque el Boyacá Chicó sabía que con el empate estaba prácticamente adentro de los cuartos de final de la Liga Postobón II, sus jugadores no se confiaron y desde los primeros minutos empujaron con dos potentes remates de José Correa (2') y Rafael Navarro (4').

Con el correr del tiempo los de Tunja tuvieron más intención en generar fútbol en la mitad de la cancha que opciones de peligro en el arco de rival, ya que si bien obtuvieron un alto porcentaje en la posesión del balón, Cúcuta supo cómo pararse cerrándole muy bien los espacios.

Los boyacenses se centraron por la banda derecha con Pedro Pino, pero nunca entendieron los delanteros cómo desmarcase para concretar aunque fuera por vía aérea el primero del encuentro.

Cúcuta presionó y recuperó bien, pero cuando sus volantes perdían el esférico les costaba regresar a sus predios, cosa que no aprovecharon los locales pues teniendo la altura a favor parecían más cansados que los mismo visitantes.

Tanto que el público se molestó con el toque del Cúcuta porque veía como los dirigidos por Alberto Gamero no entendían las instrucciones y, para rematar, los de la frontera no dejaban que fueran productivos y frenaba las salidas.

Cuando el partido caía en un letargo, un error del arquero Williams Buenaños cambió todo. El guardameta hizo un mal despeje que le quedó a Nicolás Palacios en cuarto de cancha, quien aprovechó la mala salida del guardameta para meter un golazo de globito a los 31 minutos de juego. Con ese gol ratificaban la clasificación.

Después de la anotación, los motilones perdieron el libreto y no se vio más ese enroque en defensa que lo caracterizó durante gran parte del primer tiempo, lo que le dio alas a su rival, que no desesperó en búsqueda del segundo. Así se fueron al descanso.

Entrado el complemento la situación no fue diferente y vimos a un Chicó incisivo buscando el ‘puntillazo' pero sin contundencia. Lo tuvo en manos de Edwin Móvil, John Montaño y José Correa, pero no llegó.

El peso del juego ya estaba en los jugadores del Cúcuta en un lapsus en el que los boyacenses tuvieron todo para irse con un marcador más abultado. Pero los locales se confiaron y les pareció suficiente el 1-0, no respetaron al rival, lo miraron por encima del hombro y no esperaron lo que se les vino encima, pues a los 88 minutos Tommy Tovar cobró por ventanilla todo el proceso que habían hecho los locales por rematar el partido... tanto que terminaron pidiendo tiempo.

Los dirigidos por Gamero quedaron con un sabor agridulce pues, aunque clasificados, perdieron la oportunidad de ser cabezas de serie. Por ahora se ubicaron en el sexto lugar y tiene la opción de empezar de local... cosa que, si le hacemos caso a este duelo contra los cucuteños, al parecer no la saben aprovechar.

Temas relacionados: