Diciembre 11, 2011

Millonarios 3-0 Junior: el 'Ballet azul' volvió en todo su esplendor

Millonarios ganó, gustó, goleó y quedó muy cerca de volver a ser finalista del rentado nacional, en un año soñado en el que ya se alzó con el título de la Copa Postobón.

Los dirigidos por el venezolano Richard Páez dominaron a su antojo el juego en El Campín y estuvieron muy cerca de firmar una goleada de proporciones mayores, de no haber sido por la mala puntería de Juan Esteban Ortiz, Edison Toloza y Rafael Robayo, quienes le perdonaron la ‘vida’ a su rival en las primeras acciones de cambio.

Con Mayer Candelo inspirado y el juvenil Erick Moreno en toda su dimensión anotadora, el conjunto ‘azul’ se fue adelante en el marcador al minuto 16 luego de que el atacante chocoano de 20 años recibiera el balón y sacara un remate a ras de pasto que dejó sin opción alguna al arquero Carlos ‘Peto’ Rodríguez.

La fiesta empezaba a prenderse en El Campín. Junior no reaccionaba y Millonarios, al mejor estilo del denominado ‘ballet azul’ de la década de los 50’s, empezó a ‘pasear’ a su rival de lado a lado sin que este pudiera hacer nada para evitarlo.

Los ‘azules’ siguieron creando oportunidades de gol a granel, aunque la definición se convertía en la frustración para los aficionados capitalinos. El ‘corazón’ de Millonarios, Robayo, cuando faltaban escasos minutos para el final de la primera parte, desvió de forma increíble por encima un balón que le dejó en inmejorable posición de anotar Lewis Ochoa.

Para la etapa complementaria, en la que se esperaba algún tipo de desparpajo del Junior, las acciones mantuvieron a los ‘azules’ como únicos dueños. El confundido equipo barranquillero encajó dos tantos más y terminó esperando con desesperación el pitazo final para no recibir un cuarto gol que lo sacara del todo de la lucha por el tiquete a la gran final.

Moreno, haciendo honor al adagio popular que dice que “el que es caballero repite”, al minuto 65 consiguió su segundo tanto de la tarde-noche bogotana tras un centro de Toloza que bajó con el pecho y definió con disparo de pierna derecha.

Aunque el 2-0 ya le daba un poco de tranquilidad a la afición por lo cerradas que suelen ser estas series de ida y vuelta, Candelo tenía guardado el as bajo la manga, el cual dejó ver al minuto 70 con un espectacular cobro de tiro libre que se clavó arriba y que le significó a Millonarios el definitivo 3-0.

Con la importante ventaja y la moral en lo más alto, Millonarios quedó con todo servido para ratificar la clasificación el próximo miércoles, cuando enfrente a partir de las 7:00 p.m. a Junior en el Metropolitano.

Aquí las estadísticas del juego.

Temas relacionados: