Enero 25, 2012

Cúcuta Deportivo: entre la democratización y la quiebra

"Sí, sí puede jugar". La respuesta, escueta y evitando dar detalles, es de Alexandra Herrera Valencia, jefa de la oficina de Inspección, Vigilancia y Control de Coldeportes, al preguntársele si el Cúcuta Deportivo tiene permiso para debutar este sábado a las 3:30 de la tarde en Envigado.

La duda surge después de que en noviembre pasado se hiciera oficial la sanción del nuevo Departamento Administrativo del Deporte la Educación Física y la Recreación al club, por sus múltiples deudas y retrasos en pagos de salarios, parafiscales e impuestos.

La resolución 1118 del 9 de noviembre de 2011 (cuyas conclusiones puede ver acá), curiosamente no ha sido efectiva y por eso Golcaracol.com buscó a los involucrados para saber qué va a pasar con el Cúcuta que, y esto es bien curioso, hasta el martes de la semana pasada presentó el recurso de reposición ante una sentencia pronunciada dos meses atrás.

La explicación oficial tanto de Coldeportes como del club es que se está cumpliendo con los términos legales, que incluyen notificación, respuesta y ahora la reposición que, como le dijo Germán Hernández, gerente motilón, a Golcaracol.com, le dará dos meses más de tranquilidad al club pues la entidad supervisora tiene ese tiempo para dar respuesta a las pruebas aportadas desde Norte de Santander.

Por supuesto, más allá de que este aplazamiento en una decisión que era un castigo para un club que violó el Artículo 8 de la Ley 1445 de 2011 (o Ley del Deporte) muestra inconsistencias y falta de rigor de parte de Coldeportes en hacer cumplir las normas, lo cierto es que ese aire le sirvió al Cúcuta para hacer una apuesta tremenda de cara a su futuro.

El Cúcuta Deportivo S.A.

Este jueves la dirigencia del Cúcuta hará oficial su transformación en sociedad anónima. El plan, según Hernández, es emitir como mínimo 3.600 acciones que permitan democratizar, capitalizar y salvar el club, pues representarían un ingreso de cerca de $5.400 millones.

Según el club, a Coldeportes se le enviaron los paz y salvo de todas las deudas salariales, los cuales fueron cancelados del bolsillo de los integrantes de la nueva junta directiva (Diego Mora, presidente, Alvaro Torrado, Iván Abreo y Diego Yepes), ya que el club no tiene liquidez.

Ahora bien, en el Cúcuta aceptan que con lo que no están a paz y salvo es con el tema de impuestos, un monto que, según la resolución 1118, asciende a $851. 134.000 entre IVA y retenciones. El meollo del asunto es que, según la Ley del Deporte, si el equipo no está al día en ese ítem también debe ser suspendido su reconocimiento deportivo.

Según Hernández, se están trabajando acuerdos con la DIAN en Norte de Santander para solucionar el tema que, además, podría tener solución con la emisión de acciones. Sin embargo, si no hay respuesta de la hinchada no se descarta que el club se acoja a la Ley 1116 (Ley de Quiebras) que le permitiría generar planes de pagos y le daría aún más aire para recuperarse financieramente, algo urgente pues en lo deportivo el rojinegro es uno de los llamados a pelear el descenso en este 2012.

Lo curioso de esto es que a pesar de que la situación no es la mejor y de que los que están poniendo plata son los directivos, el Cúcuta confirmó once contrataciones para esta temporada. Aunque claro, lo realmente curioso es que a pesar de que fue castigado en noviembre pasado, el castigo, si se da, sólo sería al final de este semestre.