Enero 27, 2012

Esta es la prueba de los vetos en el fútbol colombiano

Rafael Pérez, jugador del Real Cartagena, decidió renunciar al equipo y quedar dueños de sus derechos deportivos ante el incumplimiento del pago de su salario por parte del club (la ley lo respalda para hacer eso) y de acuerdo con la grabación conocida este viernes, algún equipo estaba interesado en sus servicios pero todo cambió después de una llamada que le habrían hecho a Rodrigo Rendón, presidente del equipo cartagenero y por eso fue con su padre a las oficina del club para aclarar la situación.

En el audio, revelado por la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro), el futbolista le pide al presidente que diga la realidad de cuál es su salario, toda vez que las pretensiones económicas, en el contrato que buscaba con el otro equipo, bajaron drásticamente después de una supuesta comunicación entre los dirigentes de los equipos.

"Me habían ofrecido 14 millones de pesos por el préstamo y al día siguiente me lo cambiaron todo y me dijeron que sólo me iban a dar $8 millones que porque usted les había dicho algo de una carta o no sé qué", le dice el jugador al dirigente de Cartagena, a lo que este último responde: "eso le pasa por haber obrado mal".

Y agrega: "Sepan una cosa y es que esto funciona así, cada vez que el presidente de un equipo quiere un jugador primero llama al presidente del equipo del que viene y le pregunta cuánto estaba ganando (...) entonces hagamos algo, esto se soluciona muy fácil, usted me quita la carta de renuncia, me firma una carta de licencia no remunerada y yo lo presto", con lo cual el valor total del préstamo no sería para el jugador sino para el Real Cartagena y sólo un porcentaje de dicho dinero sería para Pérez de acuerdo con la reglamentación contractual en el fútbol colombiano y mundial.

El jugador le recrimina al dirigente que mejor diga cuál es la realidad de su salario. Rendón le pregunta "¿cuál es su salario, millón cien?", el jugador le responde "no, ese no es mi salario" y el presidente le responde: "entonces para qué renuncia (...) ahora, yo lo que entiendo es que si ustedes están acá es porque tienen algo hablado, entonces si se arregla esto ustedes se van".

Pero entonces el padre del jugador le pregunta que pasaría con el dinero que le debe actualmente el Real Cartagena y el presidente Rendón le asegura que del valor del préstamo que van hacer podría adelantarle algo de esa deuda.

Finalmente Rendón le asegura al jugador que si el equipo al cual es prestado decide comprarlo, "le doy a usted el 66% de esa transacción".

El audio fue revelado días después de que varios jugadores denunciaran vetos en el fútbol colombiano, precisamente por renunciar a los equipos y quedarse así con sus derechos deportivos.

Los jugadores señalan que cuando lo hacen, los presidentes de los equipos de Colombia se ponen de acuerdo para no contratarlos en el futuro, situación que Dimayor ha reiterado en varias ocasiones: "es falsa y no sucede en el fútbol colombiano".

El hecho de que un jugador adquiera sus derechos deportivos significa que la institución de la cual hacía parte no se verá beneficiada de cualquier transacción económica cuando el futbolista llegue a un nuevo equipo, es decir, ni por el valor del préstamo ni por una futura compra.

Temas relacionados: